Operaciones "llamativas" en Castilla-La Mancha TV

El Caballero Don Quijotemediaset.es

.

El director general de Radio Televisión de Castilla-La Mancha, Nacho Villa, ha desvelado que la anterior gestión del Ente, bajo la dirección de Jordi García Candau, se gastó 480.000 euros en participar en la producción de la película El Caballero Don Quijote en 2001 y 11 años después "todavía no se ha podido emitir".
En la Comisión de Control de la radio televisión pública de la región, ha indicado que en el contrato figuraba que la televisión pública de la región tendría derecho de pase de la película una vez que Televisión Española la hubiera emitido dos veces, pero en la televisión pública del Estado "solo se pasó una vez y fue un fracaso, y hasta hace poco no se ha vuelto a emitir, por lo que 11 años después, por fin está liberada" y puede ser emitida en CMT.
También ha destacado que bajo la anterior dirección del Ente de Jordi García Candau la empresa Producciones Valle facturó por distintas producciones como Destino Castilla-La Mancha o Made in Castilla-La Mancha, entre otras, más de 11 millones de euros desde el año 2003.
Villa ha explicado que la administradora de esta productora, Ana Sastre, fue titular de otra productora, llamada Puerto Ortiz SL, que se encargó de la gala de presentación de la cadena en el año 2001 por 17.000 euros, además de que se hizo cargo de un total de 56 capítulos de Castilla a la mancha, que estuvieron narrados por Constantino Romero, por 376.000 euros.
Ha resaltado que Ana Sastre también ha tenido relación con otra productora, Islas Cíes SL, en la que aparecía como apoderada junto a María Teresa Viejo. "Se le encargaron a esta productora 26 programas de Quieres casarte conmigo por los que cobró más de 500.000 euros entre 2010 y 2011", ha aseverado.
Se da el caso, según ha explicado Villa, que la administradora era además propietaria de una empresa agrícola "a la que se encargaron en 2002 y 2003 un total de 200 cestas de Navidad por casi 20.000 euros".
También ha resaltado la contratación a Media Gol Net Services del programa Tal como somos por 12.000 euros, así como que se haya pagado "más de 10 millones de euros" a esta productora en los últimos 10 años.
Villa ha desvelado además otras operaciones "llamativas" con productoras a lo largo de la gestión de Jordi García Candau, como la participación del Ente en la producción de la película Sin Alma, dirigida por Tinieblas González, en la que se pagaron 165.000 euros por sus derechos.
Ha explicado que en el contrato Castilla-La Mancha Televisión tenía derecho al primer pase de este filme 14 meses después de su estreno en cines y tendría 10 años de licencia sin límite de pases, pero en el contrato firmado se exigía que la película se estrenara antes de 2008 en las grandes salas, mantenerse en cartel al menos una semana y estrenarse en al menos cinco comunidades autónomas.
Sin embargo, "solo se estrenó una copia en Madrid en diciembre de 2010, dos años después de lo acordado, y recaudó 840 euros". "Se incumplió el contrato, y aún así la televisión pública pagó esta producción, las últimas facturas en 2011".
Por otro lado, con la empresa Sagrera Televisión, según Villa, "se firmó en 2009 la compra de 20 capítulos de 50 minutos de Historia de la Copa, por 36.000 euros cada uno", que deberían estar listos en el primer trimestre de 2010.
Villa ha criticado que en diciembre de 2010 se redujo la petición a 10 capítulos de 120 minutos de duración, pero sin cambiar el importe total a pagar. "La emisión se retrasó, emitieron cinco capítulos antes de 2011 pero ninguno llegaba a 120 minutos, y aún así se le pagó a la empresa por un trabajo que no cumplió", ha apostillado el director general.
También ha destacado la compra de cesión de derechos musicales de Óperas y Zarzuelas por 269.000 euros, el pago de más de 1,7 millones de euros por dos galas en 2003 y 2005 -Pasarela y Festival de la Copla- o la contratación del guionista Rafael Azcona en 2003 por 55.000 euros por un guión de una película "que no se llegó a realizar, pero el dinero se pagó".
Villa ha afeado los contratos por retransmisiones taurinas llevados a cabo por la anterior dirección de Castilla-La Televisión, destacando una corrida celebrada en septiembre de 2002 desde Talavera de la Reina "que costó 102.172 euros". "Ahora se pagan entre 22.000 y 25.000 euros por corrida, es un dato ilustrativo", ha aseverado.
De otra parte, Villa ha denunciado la compra por valor de 1,3 millones de euros de dos locales, en Talavera de la Reina y en Ciudad Real, que fueron adquiridos por la anterior gestión para utilizarlos como sedes del Ente y están "inutilizadas".
El director general ha explicado que en el año 2008 se compró un local de 202 metros cuadrados por 590.700 euros en Talavera y otro en la Ronda de Calatrava de Ciudad Real con dos cocheras por 718.000 euros, y ha criticado que en la actualidad ambos inmuebles "continúan en el mismo estado que cuando fueron comprados".
Ignacio Villa ha aseverado que Jordi García Candau "ha tenido diez años para explicar estas cosas y no lo ha hecho", y ha insistido en que la nueva dirección del Ente "ha tenido que invertir un año para hacer un diagnóstico aproximado de cómo está la situación".
El objetivo, según Villa, ha sido durante este año "la reducción de costes y de la presencia de profesionales que no aportaban nada a una cadena que tiene una plantilla solvente".
"En definitiva, la corrección de un diseño de televisión semifaraónica con gastos desmesurados y no siempre justificables desde un punto de vista profesional. Estamos rediseñando toda esa televisión hacia un modelo cercano", ha sentenciado.
Ignacio Villa también ha hecho referencia al contrato con Telecom Castilla-La Mancha para distribuir la señal de la televisión y de la radio, que asciende a 3,8 millones de euros, y ha criticado que se designara a esa empresa como prestadora del servicio sin acceder a concurso público y se licitara el contrato con una duración de 10 años, "cuando lo normal es hacerlo por cuatro años prorrogables a cinco".
"Es lógico y normal que se dé el contrato a Telecom Castilla-La Mancha porque es una empresa de la región y está participada en un 40% por la Junta, pero hagamos bien las cosas", ha dicho.