Echenique, dispuesto a hacer "magia" en RTVE

Echeniquemediaset.es

.

El presidente de RTVE, Leopoldo Gómez-Echenique, ha asegurado que la situación económica de la corporación es "complicada" debido al "escaso margen de maniobra" incluido en la ley, por lo que ha instado a "introducir ajustes" en el modelo de financiación. No obstante, durante su comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de control parlamentario de RTVE, Echenique ha señalado que, aunque la dirección "trata de aportar soluciones", no apuesta por un cambio de modelo total.
En este sentido, ha aludido a la "gran incertidumbre" que genera para las cuentas de la corporación la dependencia de las subvenciones públicas y las tasas a las operadoras. Así, ha recordado que para recibir los cargos a las operadoras presupuestados en el año 2012 finalmente se tuvo que esperar a marzo del año 2014.
De esta manera ha respondido Echenique a las cuestiones del senador de la Entesa Catalana, Jordi Guillot, quien ha lamentado que el actual modelo, "difícilmente sostenible", condena a Echenique a "gestionar los gastos en exclusiva, dependiendo de terceros y la evolución de sus carteras".
"No soy partidario de un nuevo modelo, sino de ajustes en el modelo tras cuatro años", ha aseverado Echenique, tras recordar la contención de casi 300 millones de euros de gastos -pasando de 1.200 millones de euros a 960 millones de euros- en comparación con lo presupuestado en el año 2009.
Los ingresos de RTVE por la tasa a las operadoras han pasado de los 250 millones de euros en el año 2010 a los 330 millones de euros en 2013. Por el contrario, las aportaciones del Estado han pasado de 829 millones de euros en el año 2010 a 622 millones del año pasado, lo que supone una reducción del 25%.
El presidente de RTVE ha incidido en que en las cuentas de 2013 se han incluido gastos que antes no computaban como el deterioro de los inmuebles (26 millones de euros), la subida del IVA (que supone un incremento de 13,5 millones de euros de gastos) o los programas patrocinados, y entre todas estas partidas suman 60 millones de euros.
"Tratamos de hacer más cosas con menos recursos, que están cercanas a la magia, pero trataremos de hacer la mayor magia posible para que no repercuta en la programación", ha señalado, tras situar en torno a los 950-975 millones de euros el tope de gasto que, a su entender, debería tener la corporación "sin prejuicios de los costes variables por compromisos adquiridos por los Juegos Olímpicos de invierno y de verano".
El directivo ha recordado que la reducción de gastos afecta al personal (pasando de 386 millones de euros en 2011 a los 360 millones previstos para este año), los servicios generales (de 270 millones de euros en 2012 a 237 millones de euros presupuestados en 2014) o los contenidos televisivos (de 430 millones de euros de gastos en 2011 a 262,5 millones de euros en 2013).
Precisamente, el Consejo de Administración de RTVE aprobó este jueves las cuentas de la corporación para el año 2013, que conllevan un déficit de 113 millones de euros. El consejo había aprobado el presupuesto de la corporación para 2013 con unos ingresos globales previstos de 940 millones de euros, una cantidad similar a la que fue aprobada también para el año 2014.
Esta cifra suponía una reducción del 21,6% en relación a los 1.200 millones de euros que la Ley de Financiación de RTVE aprobada por el anterior Ejecutivo en 2009 preveía que debía ingresar cada año la corporación.
Según fuentes del consejo, una de las soluciones que ha planteado este miércoles durante el consejo el propio Echenique, para subsanar este desvío, ha sido el de los cobros pendientes de RTVE, que podrían suponer para sus arcas en torno a 115 millones de euros.
Por último, en la línea de esta contención de gastos, el presidente de la corporación ha reconocido que TVE no emite la serie La República por tener "un coste muy elevado". "Lo ha dicho el Tribunal de Cuentas, son casi 15 millones de euros de gastos y por ello está pagada, aunque no llevada a gasto. Tendrá su hueco en la programación cuando tengamos un hueco presupuestario", ha señalado.