Canal 9 prescinde del 75% de la plantilla

Canal 9mediaset.es

.

Radio Televisión Valenciana (RTVV) presentará una propuesta de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que podría afectar a un máximo de 1.295 trabajadores. La plantilla se reduciría a 400 empleados, ha anunciado el ente autonómico, que también ha avanzado que la aprobación de la iniciativa se abordará en el pleno del Consejo de Administración que se celebrará este miércoles, 18 de julio. La radiotelevisión pública arrastra una deuda superior a los 1.200 millones, mientras su audiencia mengua inexorablemente. En 2012 promedia un 5,4% de cuota de pantalla, la mitad que hace un lustro (12,7%).
Tras el anuncio, los trabajadores impidieron la emisión del informativo de mediodía. Según informó la sección de Intersindical en su cuenta de Twitter, empleados del grupo ocuparon el control del estudio de informativos y el plató para evitar que pudiera comenzar la emisión a las 14.00.
Poco después, en antena se pudo ver al grupo de empleados en el interior del estudio. En torno a las 14.15, se interrumpió la emisión de esa protesta con un fundido a negro de la imagen. Cerca de cinco minutos después, se retomó la emisión del canal público con un documental.
En la actualidad, RTVV cuenta con 1.695 trabajadores -incluidos los que se encuentran en excedencia y los liberados sindicales-, repartidos 1.247 en Televisión Valenciana (TVV), 247 en el ente, 170 en Radio Autonomía Valenciana (RAV) y 31 en NouMultimedia. De las 1.295 salidas previstas en el ERE, 994 corresponden a TVV (que limitará su plantilla a 253 trabajadores), 173 al ente (74), 103 a RAV (67) y 25 a NouMultimedia, que contaría así con seis empleados.
De esta manera, la dirección estima que RTVV pasará de gastar más de 73,86 millones de euros en personal en 2011 a unos 17,74 en 2013. Esta medida supone la primera fase de un plan integral de reestructuración del ente que se implementará "a lo largo de los próximos meses" de modo que "la nueva RTVV esté funcionando a pleno rendimiento el 1 de enero de 2013 con sólo dos canales de televisión, dos emisoras de radio y una plataforma multimedia".
La propuesta -según explica RTVV en un comunicado- "obedece a la imposibilidad de soportar financieramente la actual estructura empresarial y pretende una radical modernización del ente público".
El ajuste de plantilla dado a conocer este lunes por RTVV está "fundamentado en el trabajo realizado a lo largo de los últimos meses por el despacho de abogados Garrigues y la consultora Pricewaterhouse" y "obedece a criterios estrictamente económicos y pretende el ahorro de una importante cantidad de recursos de la Generalitat, el saneamiento y la modernización de la radiotelevisión pública, y el mantenimiento de sus funciones de servicio público".
En este sentido, la dirección argumenta que "la actual estructura del Grupo RTVV, diseñada en los 80, es imposible de mantener en la presente coyuntura económica y audiovisual".
Así, sostiene que la reducción de personal pretende "lograr un radical ahorro de costes en el funcionamiento del Grupo, sin que por ello se vea reducido el cumplimiento de la encomienda de servicio público regulada en la ley" y avanza que, para ello, "se procederá a la externalización de una gran parte de los medios técnicos y otros servicios actuales, cuyo mantenimiento no se podría llevar a cabo con normalidad con la plantilla resultante de este proceso".
En el comunicado, la dirección cifra en "entre 10 y 12 millones de euros anuales" el coste de esa contratación de servicios, con lo que el ahorro neto global por ejercicio oscilará "entre 42 y 44 millones de euros, sin contar en estas cantidades los gastos por la compra y mantenimiento de los equipos, los desplazamientos y demás partidas de funcionamiento que hasta ahora se imputaban a RTVV".
En caso de que el miércoles se apruebe la propuesta, se procederá a su comunicación a la autoridad laboral y se abrirá el periodo de consultas con el comité de empresa y los sindicatos del grupo.
En paralelo, comenzará la implementación de la nueva Ley del Estatuto de RTVV, que comprende la fusión societaria de TVV y RAV, la extinción del Ente Público RTVV, del mandato de la actual Dirección General y del Consejo de Administración, así como la redacción del convenio marco que regulará a la nueva sociedad los próximos nueve años y la firma del primer contrato programa entre RTVV y la Generalitat, válido para tres años y cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de enero de 2013.
Desde la dirección subrayan que el cumplimiento de esos pasos previos "permitirá el alumbramiento de una nueva radiotelevisión pública moderna, sólida, saneada, estable, ágil y viable en el cumplimiento de su misión de servicio público para los próximos años".
Para "evitar o reducir los despidos colectivos", el ente ofrece a sus empleados la posibilidad de que la adscripción al ERE sea voluntaria, así como la preferencia de los colectivos especialmente protegidos, tales como progenitores de familia numerosa, de familias monoparentales, de hijos con discapacidad y trabajadores discapacitados.
El plan integral de reestructuración de RTVV también incluye un Plan de Acompañamiento Social, que recoge una serie de medidas diseñadas para mitigar los efectos derivados del proceso de reestructuración. Así, de acuerdo con el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, se ofrece la adhesión a un Plan de Recolocación Externa a la totalidad de la plantilla. Esta actuación incluirá formación y orientación profesional a los afectados, además de atención personalizada y ayuda en la búsqueda activa de empleo.
En el comunicado, el ente insiste en que "se ve obligado a adoptar estas actuaciones por culpa de la situación económica a la que se encuentra sometido" tras haber caído la dotación presupuestaria de la Generalitat, con la que se cubría el déficit de explotación, desde 120 millones de 2009, a 112 en 2010 y a 85 en 2011. A 31 de diciembre de 2011, tenía un patrimonio neto de -1.219 millones de euros y las dos mercantiles que integran el grupo, TAV y RAV, en causa legal de disolución, lo que "obliga a tomar medidas de urgencia".
De 2008 a 2011, RTVV "fue acomodando su estructura de gastos de explotación a las nuevas circunstancias" y redujo un 62% la partida principal, la de gastos por producción, en 98 millones menos, mientras que la plantilla ha experimentado "una reducción marginal del 2%" y "se ha consolidado como un gasto rígido, sin capacidad de reducción", lo que ha motivado esta reestructuración.
El declive de Canal 9, el emblema de RTVV, no es producto únicamente de la fragmentación de las audiencias. En 20 años ha pasado del 22,5% de cuota en 1992 al 5,4% que promedia en 2012.