FORTA defiende que su desaparición no soluciona la deuda de las autonomías

Enrique Laucirica Fortamediaset.es

.

Las televisiones autonómicas suponen, de promedio, el 0,5% de los presupuestos de las comunidades autónomas, según ha advertido Enrique Laucirica, secretario general de la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA), en la imagen, quien ha asegurado que la desaparición de estas cadenas "no iba a resolver prácticamente nada" los problemas de financiación de las autonomías.
Durante un desayuno organizado por el despacho de abogados Cuatrecasas, Gonçalves Pereira para analizar la reforma de la Ley Audiovisual, pendiente de aprobar por el Congreso y que permite la privatización de las televisiones autonómicas, el secretario general de la FORTA ha querido "poner en dimensión" lo que suponen las cadenas autonómicas para los gobiernos regionales:"ojalá fuese la medida que resolviese la crisis de financiación autonómica, pero desgraciadamente no iba a resolver prácticamente nada la crisis de financiación del modelo autonómico", sostiene.
En este sentido, ha reconocido que "en algunos casos" puede que las plantillas de las cadenas autonómicas estén "sobredimensionadas" y, probablemente, "en los próximos meses se oirá hablar bastante sobre ajustes internos". Aún así, ha insistido en que no se puede echar "la culpa" de esta situación a la "mala gestión de las televisiones autonómicas".
"Las televisiones autonómicas se han gestionado seguramente tan mal como el resto de servicios públicos", ha señalado Laucirica, quien ha recordado que pese a lo que pueda parecer ahora de que "hay una grave crisis", la creación de las televisiones autonómicas fue "una demanda social", igual que la prestación de otros servicios públicos como la educación o la sanidad.
Sobre la reforma de la Ley Audiovisual, que flexibiliza los modelos de gestión de las televisiones autonómicas, Laucirica la considera "interesante" porque da a la comunidades un "mayor margen" para reformar las estructuras de sus cadenas y "aseguran su supervivencia" en un momento en que tanto los ingresos por publicidad como las subvenciones de las administraciones se han reducido.
Según ha indicado, actualmente el conjunto de las autonómicas da empleo a 10.000 trabajadores e implican un gasto de 1.000 millones de euros al año. Algunas cadenas, como Canal 9, ya han anunciado planes para externalizar parte de sus servicios que incluyen una reducción significativa de su plantilla (el 75% en el caso de la valenciana). Para Laucirica, este tipo de "ajustes", sin bien son "dolorosos", son también "necesarios para que el sector tenga algún tipo de salida".
Así, ha subrayado que desde el inicio de la crisis la inversión publicitaria en medios audiovisuales ha caído un 35% y "la mayor parte del sector -sin contar a Mediaset y Antena 3-, está en la ruina o camino de la ruina".