La Generalitat valenciana propone profesionalizar Canal 9

RTVVmediaset.es

.

La vicepresidenta del Consell, Paula Sánchez de León, ha presentado este jueves en las Corts las bases para negociar el anteproyecto de ley para reformar el modelo de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) que propone la reducción de 12 a nueve de los miembros del Consejo de Administración, así como la elección del director general por las Corts y una permanencia en el cargo por un periodo máximo de seis años.
La propuesta del Consell incluirá también un contrato-programa de tres años de vigencia en el que se establecerá la financiación del ente.
Sánchez de León, en la Comisión de Coordinación, Organización y Régimen de las instituciones de la Generalitat, ha pedido "consenso" a los miembros de la oposición sobre este nuevo modelo, ya que es "imprescindible" para garantizar "la eficacia y sostenibilidad económica" del ente público.
En este sentido, se ha comprometido a remitir este viernes a los grupos un documento para iniciar un proceso de diálogo e intercambio de opiniones que le gustaría tener cerrado antes del 12 de diciembre.
Además, ha explicado que el contrato-programa será suscrito por el Consell y el grupo RTVV y concretará los contenidos de servicio público y la financiación de la Generalitat, "de manera que cada una de las partes pueda asumir sus compromisos a medio plazo con responsabilidad y confianza". También incluirá un sistema de indicadores que permita evaluar "con el mayor rigor posible" el cumplimiento de los compromisos adquiridos.
La vicepresidenta ha comunicado que habrá cambios en los órganos directivos y en el sistema de elección de los mismos. Así, los consejeros tendrán un mandato de seis años y serán elegidos por mayoría de 3/5 de las Corts, a propuesta de los grupos parlamentarios, y pasarán de 12 a nueve, incluido el director general.
El director general también será designado por las 3/5 partes del Parlamento "en primera votación y mayoría absoluta en segunda votación" y tendrá un mandato de seis años, renovable una sola vez por tres años más.
En esta línea, el Consell apuesta por la profesionalización de los componentes del Consejo. Para ello, deberán acreditar su competencia profesional o empresarial, así como el desempeño durante un plazo no inferior a cinco años de funciones en órganos de administración, alta dirección, control asesoramiento, o que tengan méritos relevantes en el ámbito de la comunicación, la cultura, la función docentes o investigadora.
Otra de las propuestas que Sánchez de León quiere negociar es la elaboración de una memoria sobre el cumplimiento de la función de servicio público, que se remitirá anualmente a les Corts.
La vicepresidenta ha enumerado las bases para alcanzar el consenso en torno al nuevo modelo "netamente público" de RTVV ya que atribuye a una sociedad mercantil de titularidad pública, el Grupo Radiotelevisión Valenciana, la gestión del servicio público, cuyo presupuesto se determinará en los presupuestos de la Generalitat.
El objetivo es que lograr "más control democrático, más profesionalización y más eficacia en la gestión" del ente público, ha explicado.  
El diputado socialista Josep Moreno se ha mostrado crítico con la propuesta del Consell y ha indicado que este modelo quiere "convertir la televisión pública en un nuevo canal en el que toda la emisión esté coordinada desde Génova, sede del PP en Madrid".
El portavoz de Compromís, Enric Morera, ha comentado que le gusta "la música pero vamos a ver la letra". Así, ha explicado que le gusta el contrato-programa pero que hay muchos asuntos que aclarar sobre la nueva normativa como el referido a la "independencia informativa".  
Por su parte, la diputada de EUPV Marga Sanz ha argumentado que esta fórmula "encubre" la externalización de servicios y, en este sentido, ha preguntado a la consellera de Presidencia "qué pasará con los trabajadores en plantilla" y si se efectuará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). También ha reclamado que se comunique qué se va a hacer con el "boquete" de 1.200 millones de RTVV, "si lo asumirá la Generalitat o no".