Murcia desmiente que le cueste 38 millones cerrar la autonómica

El portavoz del Gobierno murciano, José Ballestamediaset.es

.

El portavoz del Gobierno murciano, José Ballesta, ha afirmado que "no le consta" a la Administración regional ni a ninguna de las consejerías que la empresa GTM haya pedido una indemnización de entre 35 y 38 millones por la rescisión del contrato para mantener la televisión autonómica o que "se esté ni siquiera en pensamiento de pedir esa cantidad".
Ballesta ha contestado así al ser preguntado por la información publicada por un diario regional que apunta a que GTM reclamará esa cantidad de dinero por la rescisión del contrato para mantener la televisión autonómica. El portavoz ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que ha tenido lugar en San Esteban, sede del Gobierno regional, a cuyas puertas se han concentrado los trabajadores de la empresa GTM haciendo sonar sus pitos y cacerolas a modo de protesta.
Ballesta ha destacado que las negociaciones para la rescisión de este contrato "están en este momento abiertas" y que la disposición y el diálogo es "absolutamente fecundo". Por tanto, considera que el final "tiene que ser que se llegue a una solución consensuada y una cantidad acordada en ese ámbito de diálogo. El final puede ser un diálogo en el que lleguemos a un acuerdo lógico y sensato".
Por otra parte, al ser preguntado acerca de la reunión solicitada por el Comité de Empresa de GTM con el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, y con el consejero de Presidencia, Manuel Campos, el portavoz del Gobierno murciano ha dicho estar seguro de que "no habrá ningún problema" en que próximamente se produzca. "Hace un par de días llegó la solicitud a los consejeros responsables y no habrá ningún problema en atender esa petición", ha añadido.
Ballesta ha señalado que el asunto de 7RM ya fue expuesto en su momento en rueda de prensa y, desde ese momento, ha afirmado que "se han ido avanzando en las distintas decisiones que ya adelantaron en aquel momento".
El portavoz ha destacado que el objetivo fundamental de todas las actuaciones que se vayan a realizar es "intentar conseguir mantener el máximo número de los puestos de trabajo que, en este momento, se encuentran prestando sus servicios a GTM". Asimismo, ha manifestado que el objetivo del Gobierno es "la absolutamente imprescindible reducción de los presupuestos que la Comunidad Autónoma le dedica a este fin".
En todo caso, ha puntualizado que "la comunidad autónoma va a mantener la titularidad del servicio público de comunicación audiovisual en el ámbito de la Región", de forma que "se quiere que tanto 7RM como Onda Regional "sigan siendo un servicio público en la Región".
En segundo lugar, ha recordado que el objetivo de la Comunidad es que ese servicio público "se preste también mediante un sistema de gestión indirecta que, como ya se ha dicho, permite la nueva Ley audiovisual, pero que en cierta manera es bastante similar al que se venía realizando hasta este momento". En este proceso de "eliminación de entes públicos y determinados organismos que la Comunidad Autónoma ha iniciado", Ballesta ha anunciado que se va a eliminar "alguno de ellos en este procedimiento, como es la sociedad mercantil y regional Televisión Autonómica de Murcia (TAM)".
El objetivo es que "en el mínimo tiempo posible pueda estar el concurso para mantener el servicio público de radio y televisión en la Región de Murcia" y que "en la medida en que todos los procedimientos jurídicos y legales lo permitan, llegando al máximo que la legalidad permita en ese proceso de concurso público para que en el contrato se mantengan el máximo número de trabajos".
Ha defendido que los trabajadores de GTM tienen un "altísimo nivel profesional su labor, con plena satisfacción, con una gran calidad, como es reconocido dentro y fuera de la Región de Murcia, este modelo de televisión, no sólo en su aspecto de gestión, sino también profesional".
"No es plato de gusto para nadie", según Ballesta, quien ha recordado que "en esta situación se han visto otras muchas empresas de comunicación y de fuera de la Región en el pasado".
Ballesta también ha sido preguntado por el hecho de que en la pasada huelga del 29 de marzo, el Gobierno regional estableció unos servicios mínimos en la televisión autonómica, entendiendo que era un derecho de la ciudadanía a la información, mientras que ahora "no se han establecido ningún tipo de servicios mínimos y están emitiendo contenidos "enlatados". Ballesta ha señalado que "hay un aspecto formal evidente" ya que "en aquel momento fue una huelga que se rige por una serie de mecanismos legales y que se pusieron en marcha en aquel momento". Por ello, dice que las circunstancias son "absolutamente diferentes".
En este sentido, ha añadido que el objetivo del Gobierno regional dentro de este procedimiento "es que en el más breve espacio de tiempo posible, en cuestión de días, pueda recuperarse ese servicio de información regional, al menos, de lunes a viernes, y al menos con un informativo diario" porque el Gobierno regional cree que la información regional "es el núcleo fundamental de ese servicio público que debe prestar una televisión pública".