Maite Iturbe, nueva directora general de EiTB

Maite Iturbemediaset.es

.

El Consejo de Gobierno vasco ha aprobado a Maite Iturbe como candidata a dirigir EiTB, después de que el PNV y el PSE-EE llegaran a un acuerdo el lunes para que ésta estuviera al frente del ente público en sustitución de Alberto Surio, según han confirmado fuentes del Ejecutivo.
Las mismas fuentes han precisado que, de esta forma, la propuesta se ha trasladado a la Mesa de la Cámara, que se ha reunido a las diez de la mañana de este martes. La intención es que esta misma semana se pueda designar a Iturbe en pleno con los votos de nacionalistas y socialistas bien el jueves o el viernes.
Ligada a la producción televisiva, Maite Iturbe ha ocupado puestos de responsabilidad dentro del ente desde hace 12 años hasta la actualidad, como directora de producción de ETB, autonómica donde comenzó su carrera en 1984. Es economista de formación, y nació en 1960 en Arrasate.
Según ha informado el PSE-EE, con la elección se ratifican los principios ya cerrados por ambos partidos sobre la candidatura de Mikel Agirre, finalmente frustrada tras la renuncia de éste.
El acuerdo sobre Maite Iturbe Mendialdua se ha alcanzado tras sendas reuniones mantenidas este domingo y lunes por representantes de las direcciones de ambos partidos, con la presencia en la última de ellas de la futura directora general de EITB.
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha pedido por su parte al PNV y al PSE que expliquen "en qué se sustenta" el acuerdo para nombrar a Iturbe, que tiene "toda la pinta de un intercambio de cromos para dar sillones a militantes, parientes, amigos y conocidos". De este modo, ha instado a ambas formaciones a que "digan a cuántos han enchufado en otros sitios a cambio de este pacto".
El dirigente popular ha deseado "suerte" a Maite Iturbe, a la que ha asegurado no conoce "mucho", pero, "seguramente, tiene buenas bases para hacerlo bien" por su formación y experiencia. De cualquier modo, ha insistido en que EiTB es "una casa importante" en la que se tiene que cumplir los "papeles" de gestión económica "rigurosa" y de una política de información que "respete la pluralidad de País Vasco".