El cierre de Telemadrid no es una "amenaza", sino "poner los puntos sobre las íes"

Ignacio Gonzálezmediaset.es

.

El director del Ente Público Radio Televisión de Madrid (RTVM), José Antonio Sánchez, ha asegurado este jueves que el presidente regional, Ignacio González, "nunca ha hecho ninguna amenaza" sobre el cierre de Telemadrid en el caso de que el Tribunal obligue a readmitir a los trabajadores despedidos dentro del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), sino que lo que ha hecho es "poner los puntos sobre las íes" acerca de la situación de la cadena.
"El presidente de la Comunidad de Madrid en ningún momento ha hecho ninguna amenaza de nada", ha explicado el director en la comisión de Control de Radio Televisión Madrid celebrada este jueves en la Asamblea de Madrid, donde ha insistido en que lo que dijo González hace unos días "no era una amenaza ni era nada", sino que era una "repetición" de lo que ha dicho en muchas ocasiones: que si no se cambia el modelo, la cadena no es viable.
En este sentido, ha asegurado que el "presidente no se dedica a amenazar a nadie", sino que lo que hizo fue "poner los puntos sobre las íes" sobre la situación en la que se encuentra la cadena.
Además, ha apuntado que antes de que fuera anunciado y engendrado el ERE, el presidente ya afirmó que se había producido una caída de la recaudación y que la Comunidad "no podía seguir pagando Telemadrid".
La que no ha estado de acuerdo ha sido la diputada de IU Libertad Martínez, quien ha asegurado que "sí lo dijo" y tras leer las declaraciones del presidente de hace unos días, ha asegurado que lo que dijo "no es una intención, sino una decisión".
Por su parte, en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid, el portavoz adjunto del Grupo Socialista José Quintana ha sostenido también que se está "intentado presionar" en el caso de que los tribunales no den la razón a la Comunidad en el tema del ERE.
En esta misma línea, el portavoz socialista en la comisión de Telemadrid, Miguel Aguado, ha tildado de "indecente" el modo en que se comunicó a los empleados del ente que estaban despedidos, unas formas con las que, a su juicio, "se faltó a la legalidad y a la ética".
Además, ha denunciado los "desmesurados" sueldos de los directivos con complementos de "prácticamente, la mitad de sus salarios" y ha considerado que es una manera de "repartir dinero de forma desmesurada entre amigos".
El director general también se ha referido a las palabras de la oposición sobre un "incidente" que tuvo lugar en el juicio que se celebró hace unos días en relación al ERE que se ha llevado a cabo en la cadena y ha explicado que "tuvo que ser muy mínimo y muy light".
"El incidente existió pero tuvo que ser muy mínimo", ha destacado y ha indicado que al parecer se estaban haciendo fotos en la sala, "cosa que no esta permitido sin la autorización del fotografiado", y el director de Relaciones Laborales de Telemadrid le dijo a uno de los fotógrafos que no le permitía que le hicieran fotos y le apartó la mano.
Según ha relatado, así lo reconoció el presidente de la sala y al director le invitaron a abandonar la sala y no volvió tras el receso que se produjo.
En otro orden de cosas se ha referido a la situación económica de la cadena y ha asegurado que tras el ERE, Telemadrid cuenta con una plantilla de 302 trabajadores, lo que supone unos costes de personal un 70% inferiores a los que había a 31 de diciembre de 2012.
En concreto, ha explicado que se ha pasado de más de 57 millones de euros a unos costes de 17 millones. Con el resto, hasta los 60 millones de euros de presupuesto, hay que afrontar el resto de los costes de la cadena, según ha relatado.
En cuanto a los ingresos comerciales de la cadena, ha apuntado que ahora se recaudan 60 millones de euros menos que hace seis años, y ha dicho que "la situación puede ir a peor" porque los 15 millones de euros de ingresos previstos por este concepto, pueden verse afectados si TVE vuelve a poner publicidad, como se está hablando.