El informe del 'caso Savile' denuncia el miedo y el machismo en la BBC

Jimmy Savilemediaset.es

.

"La BBC les falló cuando debería haberles protegido". La cadena pública británica se ha visto obligada a disculparse ante las víctimas de los abusos sexuales cometidos por el fallecido presentador estrella de los 70 y 80 Jimmy Savile, tras la publicación del informe encargado a la exjuez Janet Smith. Según una investigación policial, Savile cometió más de 200 delitos sexuales durante más de cuatro décadas, incluso en el camerino y otros edificios de la corporación y en visitas a hospitales durante campañas presuntamente benéficas.
El exDJ Savile estuvo al frente de dos de los programas de televisión más populares de la BBC entre los jóvenes, Top of the pops y Jim'll fix it, convertidos en plataformas para cometer sus crímenes.
El informe de Smith es especialmente crítico con la cultura del miedo "que aún existe en la corporación", y que sería la razón por la que más de un centenar de 100 empleados de la BBC de la época que estaban al tanto de los rumores sobre la conducta de Savile no transmitieran la información a la alta dirección.
Smith también cargó duramente contra la rígida estructura "jerárquica, competitiva y machista" de la televisión pública británica, por otra parte referente de televisión pública gran parte del mundo.
Así las cosas, Smith no ha encontrado "evidencia de que la BBC, como corporación, supiera de la conducta sexual inapropiada de Savile en conexión con su trabajo allí", señaló, pero sí que estaba en conocimiento de "ciertas personas de cargos medios o inferiores", como jefes de departamento.
Liz Dux, abogada de 168 víctimas de Jimmy Savile, lamentó que el informe no fuera más que "un claro encubrimiento" que no satisface el deseo de las víctimas de "verdad y responsabilidad".
"Con 117 testigos que declararon sobre las sospechas y los rumores, no es plausible sugerir que todo esto no llegó a oídos de los altos escalafones de la BBC", dijo Dux, quien también criticó que Smith "no tuviera competencias para obligar a declarar a los directivos".
Cerrado el dosier, se concluye que los presentadores Jimmy Savile y Stuart Hall (otro presentador de la BBC objeto de un informe paralelo divulgado el mismo día) "usaron su fama y sus posiciones como celebridades de la BBC para abusar de los vulnerables. Deben ser condenados por su comportamiento monstruoso", dice el informe. "Savile y Stuart Hall  eran depredadores sexuales en serie", dijo la exjueza.
Smith ha identificado "72 víctimas de abuso por parte de Savile en instalaciones de la BBC, de las cuales 34 eran menores de 16 años". "Su víctima más joven tenía ocho años y sus abusos incluyeron ocho casos de violación, en los que la víctima más joven tenía 10 años", agregó Smith.
Savile "se gratificaba sexualmente en instalaciones de la BBC siempre que había oportunidad" y el personal de la corporación dejó pasar numerosas oportunidades de detenerlo, según Smith.
"Había un sentimiento de reverencia en torno a Savile y otras celebridades y un temor de que si una de ellas se disgustaba podía abandonar la corporación".
El director general de la BBC, Tony Hall, pidió disculpas a las víctimas. "La BBC les falló cuando debería haberles protegido", dijo. "Se dejó  claro a los empleados que denunciar a Savile no era en su mejor interés", dijo Smith.
"Como me dijo uno de los testigos que entrevisté para el informe, las celebridades eran más valiosas para la corporación que sus propios valores".
La justicia británica aprobó en 2014 un paquete de indemnización a las víctimas de Savile que asciende en conjunto a 3,6 millones de euros.
Las víctimas podrán reclamar que se les pague con la herencia de Savile, la BBC y el Servicio Nacional de Salud, NHS por sus siglas en inglés. Cada persona podrá recibir un máximo de cerca de 90.000 euros.
Las denuncias de abuso sexual contra Savile sólo salieron a la luz pública en un documental de la cadena ITV a principios de octubre de 2012, un año después de la muerte del presentador en octubre de 2011, a los 84 años.
La BBC se vio inmersa en una de las peores crisis de su historia cuando emergió que Newsnight, uno de los programas periodísticos bandera de la BBC, había decidido archivar una investigación propia sobre los rumores de que Savile era un abusador.
La historia finalmente no se emitió por decisión del editor del programa, Peter Rippon, quien en ese momento consideró que no existían suficienten evidencian para ofrecerla.
La corporación además había resuelto no cancelar un programa de tributos a Savile planeado para la época navideña aún después de la decisión de Newsnight.
La crisis llevó a la renuncia del entonces director general de la BBC, George Entwistle.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.