La Defensora de TVE cuestiona las "chocantes" películas de 'Cine de barrio'

'Entre todos'mediaset.es

.

La Defensora del Espectador, Oyente e Internauta, Elena Sánchez Caballero, ha pedido a la dirección de TVE que se "contextualicen" las películas que se emiten en Cine de barrio, ya que algunos de sus contenidos pueden resultar "chocantes" para el espectador dada "la enorme diferencia sociológica entre el año de producción de las películas y de la actualidad".
De esta forma responde la Defensora en su último informe trimestral, correspondiente a los meses de julio, agosto y septiembre, a la crítica de un espectador que se quejaba de la "violencia de género" de la película El taxi de los conflictos, de 1969, que se emitió en Cine de barrio en verano y en donde un hombre le dice a otro que le dé palizas a su esposa.
"No es la primera vez que recibimos una comunicación al respecto, pues resulta chocante encontrar este contenido en una TVE de 2013. Por eso volvemos a recomendar que se contextualicen los contenidos a lo largo del programa y que se explique la enorme diferencia sociológica entre el año de producción de las películas y de la actualidad", señala la Defensora.
En total, en el tercer trimestre se recibieron en la Oficina de la Defensora 4.505 comunicaciones. De este total 2.788 fueron descartadas, al referirse a la retransmisión de una corrida de toros desde Mérida que todavía no había sido emitida.
La desaparición de las telenovelas de la franja de sobremesa en La 1 y su sustitución por el programa Entre todos fue otra fuente de críticas durante el periodo analizado. Concretamente, la desaparición de las telenovelas provocó 184 quejas, de las cuales 171 correspondían a la no emisión de Gran reserva, lo que la Defensora achaca a la "larga tradición" de series en la sobremesa de La 1. En cuanto a Entre todos, su incorporación a la parrilla de la pública ha provocado 53 comunicaciones de espectadores.
Una de estas comunicaciones fue, en el mes de septiembre, de la presidenta del Consejo General de Trabajo Social, donde denunciaba que el formato contradice el Código Deontológico de TVE y promueve la sustitución de los derechos sociales por la caridad, sin respetar la dignidad de las personas. Por lo que exigía a TVE que elimine la emisión del programa.
Ante esta crítica, la Defensora reconoce que el formato "por su forma y contenido no puede sino ser polémico, pues en todos los casos hace referencia a situaciones personales muy difíciles". "Solicitamos que se extreme el cuidado en el tratamiento de cuestiones consideradas especialmente sensibles, tal y como establece el capítulo V. del Manual de Estilo de RTVE", señala.
Por otro lado, la oficina de Sánchez Caballero recibió un total de 39 comunicaciones pidiendo la redifusión de los Telediarios, después de su emisión por La 1, en el canal 24 Horas para los que llegan más tarde a casa. Así, un espectador afirma que la redifusión de los Telediarios en el canal 24 Horas "era una oferta complementaria en beneficio del que se incorpora más tarde" y otro apunta que las personas que llegan a casa más tarde no pueden ver "ningún informativo en ninguna de las muchas cadenas que hay".
Ante estas peticiones, la Defensora se pone del lado de los espectadores y ha solicitado a la dirección de TVE que "sean atendidas las consideraciones" de sus comunicantes "en aras de la misión de servicio público".
También relativa a los informativos, la Defensora se hace eco de una crítica de una persona que lamentaba la imagen que se ofrece de jubilados, pensionistas y mayores, con "paseos indolentes, juegos de cartas, tomando el sol en un banco del jardín, con la equívoca idea de que estas personas no hacen nada más que pasarlo bien a costa de la pensión que nutren quienes trabajan actualmente".
La Defensora afirma que "este tema no es baladí si tenemos en cuenta que en España, en toda Europa y el mundo occidental, se ha producido un proceso de envejecimiento de la población". Por ello, Sánchez Caballero solicita que "se actualicen y refresquen los recursos documentales para evitar la continua repetición de unas mismas imágenes que no reflejan la gran diversidad de este colectivo y su realidad sociológica".
Por otro lado, el informe de la Defensora recoge cinco comunicaciones referidas al tratamiento del accidente de tren de Santiago de Compostela y, más concretamente, al porqué de en un primer momento se emitieron por error imágenes del choque de trenes en Chinchilla (Albacete) de 2003.
En este sentido, la Defensora apunta que "cuando se produce un suceso de esta magnitud y no se dispone de imágenes, los documentalistas introducen en el sistema material de archivo de sucesos similares para ilustrar el relato informativo" y subraya que "en el momento en que se detectó el error se retiraron".
Asimismo, sobre la emisión de imágenes de víctimas, afirma que no existe ninguna norma o código sobre "el tratamiento de las imágenes de una tragedia de esta envergadura, más allá de lo que indican los Manuales de Estilo". En el caso del de TVE, "los profesionales intentan conjugar la utilización de imágenes que expliquen al público lo acontecido, pero huyendo del regusto morboso y respetando siempre la dignidad e identidad de las víctimas".
"Consideramos que esta tragedia ha puesto, otra vez, de manifiesto que TVE es un referente cuando hay un acontecimiento de primera magnitud. Por ello, los servicios informativos están revisando los procedimientos sobre tragedias y catástrofes con el objetivo de mejorarlos", concluye este tema.
Por último, la Defensora recuerda que "las mujeres españolas están ofreciendo muchos triunfos" en el terreno deportivo, y al igual que sucedió con el tenis cuando los españoles comenzaron a ofrecer triunfos en los torneos internacionales, "los triunfos de las deportistas españolas pueden representar un estímulo y un motivo de orgullo que impulse otros deportes y los acerque a la mayoría, y ello debe ser reflejado en RTVE en condiciones de igualdad".