La autonómica gallega destina la mitad de su presupuesto a costes de personal

Alfonso Sánchez Izquierdomediaset.es

.

El director general de la CRTVG, Alfonso Sánchez Izquierdo, ha rechazado aclarar si se aplicará un ERE en la compañía pública hasta conocer "cuál es el modelo de futuro" que se busca para la misma, aunque sí ha admitido que "no es sostenible" una entidad que invierte el 50% de su coste en personal. Así lo ha explicado durante su comparecencia en el Parlamento para explicar los presupuestos con los que contará el ente para este año 2013, que ascienden a 103 millones de euros, un 11% menos que el año anterior -13.3 millones menos-.
De éstos, destaca la aportación de la Xunta, que sobrepasa los 94 millones de euros -6,3 millones menos que en el ejercicio anterior-, y los fondos que la compañía pública obtendrá a través de la publicidad, 7,9 millones de euros, lo que supone un 43,3% menos que el año anterior -6 millones menos-. Sánchez Izquierdo ha atribuido esta bajada en los ingresos por publicidad a la crisis económica y a la nueva configuración del mercado publicitario, "cada vez más concentrado".
En 2013, el gasto del presupuesto de compras y servicios exteriores representará el 47,1%, mientras que los gastos de personal serán el 48,9%. Por entidades, encabeza la distribución la TVG -90,9 millones-, seguida de la Radio Galega -11,4 millones- y la CRTVG -8,6 millones-.
Dentro de las partidas de compras, Sánchez Izquierdo ha destacado apartados como la producción propia externa, a la que se destinarán 16,1 millones; los derechos de retransmisiones deportivas, con 1,7 millones; la producción ajena, 2,4 millones; y los doblajes, con 2,7 millones.
En el capítulo de gastos de personal, las remuneraciones, incluidas provisiones para contingencias, se reducen en un 10,3%, pasando de 41,8 millones en 2012 a 37,5 millones en 2013, algo motivado, según Sánchez Izquierdo, "por la reducción de la litigiosidad laboral". Las remuneraciones salariales sin provisiones del personal laboral en nómina ascienden a 37 millones frente a los 40 millones consignados en el ejercicio anterior.
Sánchez Izquierdo ha informado de que en el presente año está previsto contratar directamente al sector audiovisual gallego por un importe de 26 millones de euros, algo que da fe del "alto grado de galleguización alcanzado" por la compañía, dado que más del 90% del presupuesto "revierte directamente en los trabajadores y en el tejido productivo gallego".
Durante su intervención, Sánchez Izquierdo ha recordado la "transformación" vivida por la televisión desde la implantación de la Televisión Digital Terrestre, así como la influencia de la crisis económica "y su impacto en el consumo".
"La facturación publicitaria en televisión ha regresado a cifras de hace más de una década", ha asegurado el director xeral de la CRTVG, quien ha recordado que la "aportación institucional" para la compañía "recoge el marco de austeridad".
En esta línea, se ha comprometido a trabajar para la "contención de los costes de producción" que permitan "alcanzar un resultado presupuestario en equilibrio" con el objetivo de cumplir la producción de, a finales de 2013, lograr un endeudamiento bancario "prácticamente nulo" para la compañía.
Aunque ha reiterado que la CRTVG es "una buena compañía", Sánchez Izquierdo ha recordado que "no hay servicio público sin audiencia" y ha apostado por dirigirse a "nichos de mercado" fruto de la "multiplicidad de ofertas" disponibles a día de hoy en radio y televisión.
Además de mantener la "incógnita de cual va a ser la sostenibilidad financiera en el futuro", el director general del ente público ha asegurado estar "pendiente" de conocer "el modelo de servicio público que se quiere" para la compañía, dado que "no puede soportarse una organización en la que el 50% de sus costes está en el capítulo 1", el referente al personal.
Así, Sánchez Izquierdo ha afirmado no "poder responder" a la pregunta formulada por la diputada socialista María Quintas, quien le cuestionó directamente sobre la posibilidad de que la CRTVG vaya a aplicar un ERE a sus trabajadores. "No puedo responder a algo que aún no tiene respuesta", ha indicado el responsable del ente, que ha aplazado la contestación para "cuando se sepa cuál es el modelo de futuro que se quiere para la CRTVG".
Los grupos de la oposición han centrado sus turnos de réplica en la reivindicación del papel de la CRTVG en la defensa del idioma y de la cultura gallega dentro de su labor como medio público.
En este sentido, la diputada nacionalista Montse Prado ha acusado al Gobierno del Partido Popular de "ir desmantelando los medios públicos", retirando fondos, para "luego justificar su privatización o cierre". En este sentido, ha expresado su preocupación por el "impacto" de esta "política de recortes" tanto en la calidad del servicio público como en el "nivel de empleo directo" que genera.
En la misma línea, el diputado de AGE David Fernández, ha pedido a Sánchez Izquierdo un mayor compromiso de la radio y la televisión públicas con el idioma gallego, alertando de una presencia progresiva y cada vez mayor del castellano; al tiempo que ha reclamado una atención especial a una audiencia "más amplia", sobre todo en lo que se refiere a niños y jóvenes.
Finalmente, la diputada socialista María Quintas, que se ha mostrado preocupada por la posibilidad de que la CRTVG lleve a cabo un ERE entre sus trabajadores, ha evidenciado también una "enérgica protesta" por el "tratamiento informativo que la CRTVG da a este Parlamento", donde ha visto "manipulación" por parte de Xunta y dirección del ente.
Por su parte, el diputado del PPdeG Agustín Baamonde ha visto "razonable" la disminución de la aportación de la Xunta a la CRTVG teniendo en cuenta la situación de crisis y ha garantizado que el Gobierno apuesta "claramente" por una televisión y una radio "de carácter público" y con "criterios de pluralidad.