Montoro al PSOE: "Si baja la audiencia de TVE, mejor para ustedes"

Cristóbal Montoromediaset.es

.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha señalado en el Congreso que los parámetros de audiencia para RTVE que bajara el PSOE son "respetables", pero no "vitales"  para un medio público, donde sus ingresos no dependen esencialmente de la publicidad, porque su principal fuente de financiación son los Presupuestos, y en menor medida los patrocinios.
Montoro respondía así a la interpelación planteada por el portavoz socialista en la Comisión de Control de RTVE, Juan Luis Gordo, sobre las consecuencias de los cambios en RTVE. En este sentido, el titular de Hacienda ha asegurado que la voluntad del Ejecutivo es hacer "viable y compatible" un escenario donde los servicios públicos de comunicación tienen que convivir con la iniciativa privada, a la vez que deben ser "viables en términos económicos y sostenibles en claves financieras".
Montoro defendió que TVE no debe competir con las cadenas privadas en determinadas áreas de programación, en aras del liderazgo de audiencia, porque "es un servicio público sostenido con los presupuestos de todos los ciudadanos".
"Un servicio público no tiene que competir en todas las áreas ni mucho menos, y todos estamos pensando en un tipo de programas que tiene bastante audiencia. Un servicio público, por su propia definición no debe participar en ese tipo de programas si hablamos de un servicio publico sostenido con los presupuestos de todos los ciudadanos".
Ha pedido tranquilidad, a la vez que ha asegurado que el Gobierno va a seguir perfeccionando los instrumentos de financiación en la medida en la que vayan siendo necesarios.
Además, ha puesto como ejemplo lo que está sucediendo con las televisiones autonómicas. "Las restricciones presupuestarias son necesarias y hay muchas televisiones autonómicas que son públicas, pero no financiables en el marco de los objetivos de déficit público. Hay que ver las preferencias de esos gobiernos autonómicos y municipales que deben cumplir el déficit cero y eso es a lo que se está optando y no la existencia del servicio público", ha agregado igualmente.
El PSOE solicitó para esta iniciativa la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al considerarla la "responsable" de la "deriva" a la que se ha visto sometida la Corporación desde que el PP se encuentra al mando del Ejecutivo, si bien ha sido el ministro de Hacienda el que ha asumido esas explicaciones, al ser el "cabeza" de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), de la que depende RTVE.
Por su parte, Juan Luis Gordo ha iniciado su intervención ironizando sobre la ausencia de Sáenz de Santamaría en el debate de la iniciativa, a pesar de la petición de los socialistas, y reconociendo como "nuevo portavoz de la vicepresidencia del Gobierno" a Cristóbal Montoro.
A su juicio, ella es la "artífice" del nuevo modelo de RTVE y quien dirige en el fondo la cadena, mientras que el resto de miembros de la dirección "no son más que la correa de transmisión".
Para el ministro, no es comprensible que el PSOE vea a TVE como un medio manipulado y al mismo tiempo se preocupe por la caída de audiencia. "A ustedes qué más les da que baje la audiencia. Si baja, mejor para ustedes".
En todo caso, el responsable de Hacienda cree que los socialistas tienen derecho a hacer sus "conjeturas", pero no a crear incertidumbres sobre el presente y el futuro de RTVE y, menos sobre sus trabajadores y sobre qué debe ser el contenido de ese servicio público, "conviviendo en competencia con medios privados".
En este sentido, ha reiterado que no existe "ninguna intención" del Gobierno de volver a la publicidad en RTVE, a la vez que ha afirmado que sí están habilitados unos procedimientos financieros, "algunos de ellos en riesgo" y dependiendo del Tribunal Superior de Justicia de la UE, por la Ley que promovió el PSOE que hace que parte de esa financiación proceda de las empresas de telecomunicaciones.
Sobre la falta de pluralidad informativa que achaca el PSOE a RTVE, Montoro opina también que ésta se corresponde con el "discurso apocalíptico" del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que a España "no le queda esperanza".
Sin embargo, Gordo ha criticado que en la actualidad "se nota y mucho que el PP gobierna en RTVE" porque después de seis meses desde que el Parlamento legó el control al Gobierno, en referencia al decreto ley aprobado en abril por el que se modifica el régimen de administración de la Corporación, se ha quebrado el modelo de independencia y neutralidad de la cadena y, además, la audiencia se está hundiendo".
"Hoy, cuando se cumple un año del PP en el Gobierno, RTVE funciona peor, es menos creíble, hemos vuelto a una televisión de los 60, casposa y sin interés y la responsable es la vicepresidenta. Quieren cambiar el modelo que funcionaba bien y que además nos hacía seguir la senda de Europa", ha insistido el portavoz socialista en la materia.