"Habrá más" querellas criminales contra el ex director de Castilla-La Mancha TV

Nacho Villamediaset.es

.

El director general de Radio Televisión de Castilla-La Mancha, Nacho Villa, ha comparecido en la Comisión de Control del Ente para explicar la querella criminal presentada contra la anterior gestión de la empresa pública de Jordi García Candau, donde ha avisado de que esta querella criminal "no es el final" sino "la imagen exacta a día de hoy de cómo estaba el Ente hace un año", y ha indicado que volverán a los tribunales "tantas veces como haga falta, no es una amenaza pero habrá más".
Así lo ha manifestado Villa en la Comisión, donde ha asegurado que no ha tenido que "levantar alfombras, ni bajar a sótanos, ni abrir armarios secretos" para descubrir estos presuntos delitos, y que su único objetivo es "que haya nitidez" en su gestión.
"No tengo capacidad ética para cerrar ninguna puerta, porque no sé qué más nos podemos encontrar", ha dicho. "Hay días que se me abren las entrañas de pensar que en algún momento alguien haya podido hacer negocio con la televisión pública".
Villa ha querido dejar constancia de que la presentación de esta querella criminal "no se puede interpretar como el reflejo de ninguna estrategia que esconda un ataque personal contra nada ni contra nadie". "Es algo que como gestor me pesa y me duele por tener que presentarla ante los tribunales, pero sirve para velar por la correcta utilización de los fondos públicos".
Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión, José Manuel Caballero, ha criticado que Ignacio Villa "no ha informado a la Comisión y al Consejo de Administración" de esta querella criminal, y ha pedido su dimisión en caso de que el resultado del proceso judicial "no sea el esperado" por el director general, al mismo tiempo que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "debería pedir disculpas" en caso de que así fuera.
Caballero ha destacado además que, mientras los abogados por parte de Radio Televisión de Castilla-La Mancha "serán pagados con dinero público", Jordi García Candau "los pagará de su bolsillo", por lo que ha pedido a Ignacio Villa que sea él mismo quien asuma los costes de sus letrados "o que lo haga el PP".
El diputado socialista ha manifestado que "es una vergüenza" que el director general del Ente "no se haya ceñido al Orden del Día" y haya expuesto temas al margen de la querella presentada, y ha aseverado que "lo único que quería tanto Villa como Cospedal era montar el circo".
Por su parte, la diputada regional del PP Carolina Hernández ha recordado durante su intervención a Caballero que "circo" es lo que él hace, "porque ha sido el único diputado al que se la ha echado de sede parlamentaria".
Ha dicho además que "cuando uno actúa como Candau rayando la ilegalidad, Villa está en su obligación de velar por la buena gestión de los fondos públicos del Ente y su obligación es denunciar cuantas irregularidades encuentre".
Por otro lado, el director general de Radio Televisión Castilla-La Mancha ha asegurado que cuando llegó al cargo del Ente público se encontró irregularidades económicas por valor de 541.240 euros, lo que ha motivado la querella criminal presentada contra la anterior gestión de Jordi García Candau.
Villa ha explicado que la querella tiene dos partes, una primera por la existencia de siete informes encargados a distintas empresas por valor de 276.240 euros que no se han traspasado a la nueva gestión, por lo que ha puesto en duda su existencia.
Según ha indicado, los pagos de estos informes "se fracturaron en distintas facturas para evitar la necesidad de concurso público, de manera que las facturas no superaban el importe que obliga a presentar esos contratos a concurso".
Villa también ha hecho referencia a la "posible existencia" de dos informes conveniados con la Universidad Rey Juan Carlos por un valor de 100.000 en total sobre estudios acerca de contenidos programáticos para la televisión y para la radio. En ambos casos, "no consta que se haya hecho el trabajo, y no se han realizado como se indicaba en los convenios distintas cláusulas como avances trimestrales o la convocatoria de unas jornadas para presentar los resultados de dichos informes".
Se da el caso, según ha explicado Villa, que el profesor de la Universidad encargado de esos dos estudios, el ex director de TVE Juan Menor, antes de que se firmaran estos dos convenios, realizaba a través de dos empresas distintas en los años 2008 y 2009 trabajos de asesoramiento en la programación del Ente por 7.500 euros al mes, con un coste total de 165.000 euros.
Villa ha subrayado que una persona no puede cobrar dos sueldos públicos y en el caso de este profesor percibía por un lado su salario de la Universidad y por otro la nómina de el Ente público, por lo que cuando estos contratos "saltaron a la opinión pública" se revocaron sendos contratos y se establecieron los convenios con la Universidad, que especificaban que Juan Menor tendría que realizar éste trabajo.
Tras esta "triquiñuela", Villa ha insinuado que esta operación, con "informes fantasmas", se llevó a cabo para que el profesor de la Universidad pudiera seguir cobrando a través de la Universidad el dinero que no podía percibir a título personal.