El PP del Senado tumba vetos y enmiendas a la reforma de la Ley Audiovisual

José Manuel Soriamediaset.es

.

El PP ha rechazado en la Comisión de Industria, Energía y Turismo los tres vetos y las 87 enmiendas que quedaban vivas del resto de grupos a la reforma de la Ley General de Comunicación Audiovisual, que abre la puerta a la gestión privada de las cadenas de televisión autonómicas, y que previsiblemente será aprobada definitivamente en el próximo Pleno del Senado el 18 de julio, en caso de que tampoco se introduzca ningún cambio.
PSOE, IU y Entesa Catalana de Progrés habían presentado cuatro vetos a la reforma del texto llegado del Congreso de los Diputados. Finalmente, IU ha retirado su veto y el resto de vetos han sido rechazados con los votos en contra del PP, que también ha tumbado las enmiendas presentadas por el resto de grupos.
Asimismo, durante el trámite del dictamen de la ponencia, la senadora del PP Carmen Azuara ha anunciado que su partido volverá a votar en contra de las enmiendas que se mantengan en el Pleno de la semana que viene, al no ser, en su opinión, las modificaciones presentadas "el objeto de la modificación legal" y contradecir la reforma, "al impedir que los medios públicos autonómicos se gestiones libremente y en un modelo más flexible".
Por tanto, previsiblemente, y al menos que el PP acuerde alguna reforma de última hora con otro grupo parlamentario, la reforma, que flexibiliza los modos de gestión de las televisiones públicas autonómicas, será aprobada por el Pleno del Senado el miércoles 18 y enviada al Boletín Oficial del Estado (BOE) para su publicación y entrada en vigor.
El senador socialista Andrés Gil ha acusado al Gobierno de tener un "objetivo oculto" con esta reforma de ley, que, en su opinión, supone una "ruptura del modelo de la televisión pública". Así, ha asegurado que la reforma "favorece la desaparición de la gestión pública", "quiebra los principios de independencia y de pluralidad" y busca esta el "ventajismo político" para el Partido Popular, mediante el "control" de los servicios informativos de las cadenas autonómicas, "igual que en RTVE".
A estas críticas, el senador del PP Alejandro Muñoz-Alonso ha respondido asegurando que efectivamente la reforma busca "profundizar en la línea liberalizadora", lo que ha considerado positivo. "No nos da miedo ni nuestra libertad ni la de los demás", ha señalado. Además, ha negado "radicalmente" que la reforma "vaya en contra de las autonomías", sino todo lo contrario porque, según ha dicho "hasta ahora tenían un sólo camino y ahora van a tener muchas más".
El senador del PP ha apuntado que el actual modelo es "insostenible" y ha tachado de "poco serio" tratar de ver "intenciones ocultas" en la reforma. En este sentido, ha señalado que el verdadero objetivo es hacer frente al "clamor popular" contra la "dilapidación de fondos públicos" que se ha producido los últimos años, también en el sector de las televisiones autonómicas, con "plantillas absolutamente sobredimensionadas" y costos medios por empleado "excesivos en cualquier empresa". "La crisis no se va a arreglar con esto sólo, pero será un paso más para aliviar", ha concluido.