El PP se reserva cinco de los nueve consejeros de RTVE

.

El próximo lunes acaba el primer plazo para presentar candidatos a las cinco plazas del Consejo de RTVE que deben renovar el Congreso y el Senado, y el PP sólo contempla reservar un puesto al PSOE, que a su vez baraja la opción de no presentar nombres para dejar en evidencia la convocatoria, informan fuentes de parlamentarias.
Tras el decreto ley del Gobierno para desbloquear la renovación pendiente de RTVE y reducir de 12 a nueve los asientos del Consejo de RTVE, los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García Escudero, abrieron plazo hasta el próximo lunes para que los grupos parlamentarios presentasen sus propuestas para las cinco vacantes que ahora toca renovar: tres en el Congreso y dos en el Senado.
De los 12 consejeros con que nació la Corporación de RTVE, tres ya abandonaron el barco: el presidente, Alberto Oliart, y los consejeros Jesús Andreu (propuesto en su día por PP) y Hector Maravall (de Comisiones Obreras). Ahora serán relevados cinco: Manuel Esteve (PP, actual presidente de turno), Mari Cruz Llamazares (PSOE), Josep Manuel Silva (CiU), Francesc Bellmunt (ERC) y Santos Ruesga (UGT).
De esas cinco plazas, el PP, que cuenta con mayoría absoluta en ambas cámaras, piensa reservarse tres puestos, dos nombres que presentará en el Senado y uno de los tres que se eligen en el Congreso. El otro está apalabrado con CiU, el grupo que apoyó al Gobierno en la convalidación del decreto ley que cambió las reglas del juego para renovar RTVE y que ha visto caducado el mandato de su representantes.
Por tanto, al PSOE sólo le reservan una de las cinco plazas en juego. En ese contexto, y habida cuenta de que las negociaciones entre populares y socialistas se rompieron en RTVE tras el decreto ley, el PSOE se está planteando la posibilidad de no presentar nombres el próximo lunes para poner en evidencia un proceso con el que no está de acuerdo.
Entre las formaciones minoritarias de la oposición no hay intención de presentar candidaturas independientes el próximo lunes; en el caso de IU-ICV-CHA, porque se espera a enero, cuando caduca su consejera; UPyD, por su parte, porque rechaza este reparto partidista de la Corporación de RTVE y ya en Madrid renunció a formar parte del Consejo de Telemadrid, mientras que el PNV, porque no contemplaba entrar en el reparto.
En ese contexto, las Cortes Generales se podrían encontrar el lunes con que sólo tienen nombres para cubrir cuatro de los cinco puestos posibles. Según algunos miembros de la Mesa del Congreso, ante esa tesitura habría que habilitar un nuevo plazo, pero otras voces opinan que habría que seguir adelante y elegir a los cuatro que cuentan con avales suficientes y dejar vacante la quinta plaza.
De todas maneras, RTVE debe acometer en enero un segundo proceso de renovación con los otros cuatro consejeros que todavía no corresponde renovar: Rosario López y Andrés Martín, propuestos en su día por el PP; Miguel Ángel Sacaluga, del PSOE, y Teresa Aranguren, promovida por IU.
Ahora o en enero, la apuesta del PP es acabar contando con cinco de los nueve puestos del nuevo Consejo de RTVE: tres ahora y dos en la segunda fase, enero de 2013, dejando para oposición el resto de asientos: uno para CiU en junio, y los otros tres a repartir entre el PSOE (que los reclama todos), e IU-ICV-CHA (que en enero reivindicará su derecho de seguir en el Consejo).