El presidente de la SEPI denuncia el "colapso" de RTVE por un "vacío legal"

Ramón Aguirre, SEPImediaset.es

.

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y ex diputado popular, Ramón Aguirre, ha animado en su comparecencia de presupuestos en el Congreso a que los parlamentarios subsanen el "error" cometido por anteriores legisladores, que ha provocado un "colapso" en la renovación de Radio Televisión Española (RTVE).
"Estimo que el legislador, que son ustedes -en referencia a los diputados-, en breve, cuando tengan que enfrentarse ya no a la elección del presidente de RTVE, sino al marco legal que habilita, comprobarán que el colapso en el que se encuentra el ente público viene porque hay un vacío legal, donde no está contemplado la forma de sustituir la ausencia de presidente", ha explicado Aguirre.
Así, se ha mostrado "asombrado" ante esta situación de bloqueo institucional y de "descontrol muy agudo y sin precedentes", si bien ha destacado que no es culpa del actual Gobierno popular y del recorte de los 204 millones de euros, sino que la audiencia y la calidad de los programas "lleva bajando desde 2006", cuando por entonces no había ningún colapso, según ha afirmado.
"Lo que ha hecho SEPI es lo que tiene que hacer un accionista mayoritario, impulsar el trabajo necesario para que la cadena pública no se quede sin un presupuesto que va a permitir que se puedan atender todas las retribuciones, estabilizar los empleos, que se cumpla el funcionamiento ordinario y el servicio público que le está encomendado a RTVE", ha agregado.
Sobre si sería bueno reforzar el control de SEPI sobre RTVE, Aguirre ha encontrado "muy oportuno" que, en un nuevo marco legal y estatutario, se refuerce dicho control, a través de su dirección corporativa.
Por otro lado, ha recordado que hay 97 millones de transferencia en estos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012 a la SEPI, puesto que tiene encomendado por el Gobierno socialista la liquidación del ente público.
Desde el PSOE, Antonio Hurtado, le ha criticado la rebaja de 204 millones de euros en el PGE a la Corporación pública, y con ello, el hecho de que, según ha apuntado, sus trabajadores estén "temerosos" ante la posibilidad de abrir un expediente de regulación de empleo (ERE). "Con esta bajada, mantener la calidad de la televisión publica española y el nivel de audiencia es prácticamente imposible", le ha avisado.