Quejas por los 200.000 euros pagados por unos reportajes de Canal 9

.

Los tres grupos de la oposición en las Cortes Valencianas -PSPV, Compromís y EUPV- han pedido explicaciones sobre las informaciones que apuntan que Canal 9 ha gastado 200.000 euros en la compra de tres reportajes. Estas informaciones relacionan al director de Antena de Radio Televisión Valenciana (RTVV), Fernando Quintela, con la compra de los reportajes a la productora Trisket Audiovisual.
El portavoz socialista en la Comisión de Control de Radio Televisión Valenciana (RTVV), Josep Moreno, ha exigido al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que explique "por qué nos hemos gastado 200.000 euros en tres reportajes que se vendieron a RTVV, a un precio desmesuradamente alto". "¿A quién se los ha comprado Canal 9?, ¿está justificada su adquisición?", se ha preguntado.
Asimismo, ha indicado que el hecho de que "un directivo de la cadena pueda llegar a autoadjudicarse contratos por valor de cientos de miles de euros es de una extrema gravedad". Estas informaciones, según el diputado socialista, confirman "el sistemático saqueo al que se ha sometido la RTVV".
Para Josep Morero, "lo llamativo del caso es que, presuntamente, la televisión pública se ha gastado un dinero que no tiene, a beneficio de quienes están encargados de ejecutar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que dejará en la calle a más de 1.300 trabajadores de la RTVV pública".
Moreno ha presentado varias iniciativas parlamentarias para conocer la naturaleza de la relación contractual entre RTVV y la productora Triskel Audiovisual, así como cuáles han sido los términos y condiciones del contrato de adquisición del reportaje Garzón: el jutje estrel·la al descobert (Garzón: el juez estrella al descubierto).
También ha solicitado copia de los contratos, así como de los expedientes de contratación firmados por RTVV con dicha empresa, además de reclamar la comparecencia, con carácter "urgente", del vicepresidente del Consell, José Císcar, para explicar "las circunstancias por las que, según informaciones aparecidas en distintos medios de comunicación, se ha producido la contratación por parte de RTVV de diversos reportajes a productoras relacionadas con altos directivos de la televisión pública por valor de 200.000 euros".
Por su parte, el portavoz de Compromís en las Corts Valencianes, Enric Morera, ha registrado una petición de comparecencia del director general de RTVV, José López Jaraba, para que explique "cómo es posible que un ente con una deuda tan elevada, compre unos reportajes lamentables a 200.000 euros justamente a una empresa propiedad del director de Antena de RTVV, contratado en verano de 2011 a dedo por el director general".
Para Compromís, "las explicaciones son urgentes porque no es comprensible que en un ente donde se proyecta un ERE, para despedir a trabajadores y donde existe una deuda brutal, que se puedan pagar esas barbaridades de dinero por unos reportajes de baja calidad y con una carga ideológica muy fuerte y también muy lamentable".
En esta línea también ha opinado el representante de Compromís en el Consejo de Administración de RTVV, Rafa Xambó, quien ha denunciado que éste es "otro caso muy preocupante de despilfarro de los recursos públicos en un ente que, además, está en la más absoluta ruina por culpa de acciones de estas características y que demuestran la voluntad de saqueo de los directivos de RTVV, los de ahora como los de antes".
Asimismo, el consejero de EUPV en el Consejo de Administración de RTVV, Guillermo Sampedro, ha anunciado que pedirá explicaciones por la compra de estos tres reportajes por 200.000 euros, "un valor desorbitado y más teniendo en cuenta la actual situación económica del ente", ha apostillado.
El pasado mes de diciembre, ha recordado Sampedro, desde la oposición se instó al director general de RTVV, José López Jaraba, a justificar la compra de estos productos. "Todavía estamos esperando una respuesta", ha añadido.
El consejero de EUPV considera "muy sospechosa" esta compra. Para Sampedro, "la vinculación entre Quintela y la productora que ha vendido estos reportajes por 200.000 euros a Canal 9 parece demostrada, así que alguien tendrá que dar explicaciones y, de confirmarse estos vínculos, Quintela tendrá que dimitir".