La oposición espera que la Generalitat no recurra la anulación del ERE de RTVV

ere declarado nulo.

.

Representantes de los partidos de la oposición en el Consejo de Administración de Radio Televisión Valenciana (RTVV) han coincidido en expresar su "satisfacción" por la decisión de la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Se trata de la anulación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la entidad -que afectó a unos 1.000 empleados- y en reclamar que no se recurra esta sentencia.
Sería una "locura y una forma de alargar la tortura de los trabajadores", afirma Xelo Miralles, miembro del Consejo de Administración a propuesta del PSPV, que resultó afectada por el despido colectivo. Al mismo tiempo, ha manifestado su "satisfacción, porque después de dos años terribles finalmente se ha hecho justicia. Era lo que esperábamos, que se declarara nulo por toda la arbitrariedad del proceso", ha constatado.
La consejera ha agregado que ahora se abre un periodo para "replantear una nueva televisión autonómica" y ha asegurado no tener "ningún miedo" por la reacción de la dirección general de la sociedad y del Gobierno autonómico.
En este sentido, Miralles ha considerado que en este momento "hay que esperar la respuesta de la dirección de RTVV y de la Generalitat" y ha exigido que "no recurran la sentencia para poner fin al calvario de los trabajadores y de la televisión y la radio públicas de todos los valencianos". Además, "la Generalitat y el vicepresidente José Ciscar tendrán que descararse y decir si quiere un medio público o no", ha señalado.
Por su parte, Manolo Jardí, propuesto para el organismo por Esquerra Unida y también incluido en el ERE, ha reconocido sentimientos de "satisfacción y de alarma por la reacción que pueda haber desde la dirección de la empresa y, sobre todo, de algunos segmentos de la Generalitat".
Ha añadido que la sentencia del TSJV "confirma que el ERE se ha hecho muy mal" y que "no es más barato hacer las faenas fuera y el capítulo salarial no era el más elevado, sino el saqueo de los últimos años". En este punto, ha abogado por abrir vías de diálogo con los representantes de los trabajadores para, en el caso de que haya que aplicar medidas de racionalización, "aplicar criterios realmente objetivos, de oposición, de mérito" y no de "nepotismo" fomentado "desde círculos próximos al PP".
Al parecer de este consejero, si se cae en la "tentación de recurrir la decisión judicial, podría llevar los costos a unos extremos insufribles, una locura propia de un broker, apostar una fortuna con dinero público".
Ha insistido que "lo que hay que hacer es sentarse con el comité de empresa, con los sindicatos, con el Consejo de Administración, y analizar la sentencia para ver las medidas de salida para mantener el servicio público".
En una línea parecida, el representante a propuesta de Compromís, Rafa Xambó, ha recalcado que está "contentísimo" del fallo, que refleja que "las actuaciones de las sucesivas direcciones generales han sido un gran error" y, especialmente, ha señalado al exdirector general José López Jaraba y al expresidente del Consejo de Administración Miquel Domínguez como "principales responsables", y les ha exigido que "den explicaciones a la sociedad valenciana por todo el mal".
"Volvemos a la casilla de salida, habrá que renegociar", ha subrayado Xambó, que ha incidido en la petición de que se acate la sentencia para "dejar de torturar a los trabajadores".
Por otra pate, Intersindical Valenciana, en un comunicado, ha valorado "muy positivamente" la sentencia, ya que considera que "hace justicia a la lucha de la plantilla y del Comité de Empresa que ha luchado por los puestos de trabajo y por una RTVV pública y de calidad".
"Esta sentencia da la razón a los planteamientos del sindicato sobre el proceso de imposición del ERE por parte de la Generalitat y de los gestores de RTVV", ha resaltado. Asimismo, considera que es necesario "depurar responsabilidades políticas en el Gobierno", así como hacer "un frente común de la sociedad valenciana para garantizar la continuidad de RTVV ante las amenazas lanzadas por el vicepresidente, José Císcar".
Por su parte, CCOO ha subrayado que "es el momento de exigir a la empresa que acate la sentencia y no alargue la situación de agonía de los compañeros despedidos". Además, ha dado la "enhorabuena" a "todos los que han creído en la injusticia que suponía esta medida del Gobierno valenciano y de los dirigentes de RTVV". "Enhorabuena a todos los que, de una forma u otra, han luchado".
Asimismo, la Federación de Servicios (FeS) de UGT del País Valenciano considera que la sentencia "es una victoria para los derechos fundamentales de los trabajadores y trabajadoras, pues considera probado que hubo una práctica discriminatoria en la elección de las personas despedidas, atentando contra estos derechos fundamentales".
Para UGT, "es una satisfacción añadida que el Tribunal reconozca que también se produjo una discriminación por razón de género, tal y como demandaba el sindicato". Asimismo, también se contempla la omisión de todo lo indicado en el Plan de Igualdad de RTVV con relación al proceso de despido, ha indicado.
Por tanto, la FeS-UGT-PV considera que esta sentencia "deja en evidencia tanto a los directivos, como a quienes dieron las directrices políticas para que se ejecutara un ERE que pretendía hacer responsables a los trabajadores y trabajadoras de la mala gestión del ente público".