Cerrar Canal 9 costará 70 millones de euros

José Císcarmediaset.es

.

El vicepresidente, portavoz del Consejo y consejero de Presidencia y también de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, José Císcar, ha afirmado que cumplir la sentencia de nulidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Radio Televisión Valenciana (RTVV), costaría de aquí al final de la legislatura "228 millones de euros, con los que se pueden construir 57 colegios y 60 centros de salud".
Del mismo modo, ha apuntado que el cierre de la sociedad pública supondrá cerca de 70 millones a las arcas públicas. En este sentido, ha apuntado que el mantenimiento de RTVV con 1.600 trabajadores supondría un coste en 2014 de 74 millones en nóminas y más de 40 millones en gastos de funcionamiento. En total, 114 millones, cuando el presupuesto de la sociedad pública para este ejercicio asciende a 61,4 millones, ha indicado.
Císcar se ha pronunciado de esta manera en la comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de las Cortes en la que se debaten los presupuestos de la Generalitat para el próximo año. El consejero ha tratado de ceñirse en su intervención a las cuentas de su departamento, pero los grupos de la oposición le han reprochado que "obvie" la actualidad con el anuncio del cierre de RTVV y han centrado sus declaraciones en este asunto.
Desde la oposición, consideran que Císcar debería "dimitir" como "responsable" del ERE, y han instado al Consell a "negociar" un acuerdo que permita la "viabilidad" de la cadena pública. "Si la cierran es porque les interesa y van al dictado de Madrid", ha afirmado el socialista Rafael Rubio, quien ha cuestionado que el jefe del Consejo sea consciente de cómo va a afectar a la cultura y la identidad de la Comunidad este cierre.
Frente a estas declaraciones, el portavoz del Gobierno valenciano ha respondido que "Madrid no tiene nada que ver en esto", y que dejarán la Generalitat "cuando los ciudadanos lo digan, si lo dicen". Los grupos de la oposición también han coincidido en destacar que, tras el anuncio de cierre de RTVV y la dimisión de su directora general, Rosa Vidal, la "televisión libre" ha incrementado su audiencia, lo que "demuestra que tiene futuro".
En esta línea, el portavoz adjunto de EUPV, Ignacio Blanco, ha afirmado que con al anuncio del cierre, el Consejo ha logrado "la mejor RTVV" y ha augurado que "estamos ante el final de un régimen". De este modo, Blanco ha acusado a Císcar de "asesino en grado de tentativa" de la cadena pública, que "no se cierra".
Por otro lado, el síndic de Compromís, Enric Morera, ha anunciado que su formación reclamará el "voto secreto" en las Cortes cuando se debata la figura legal que se proponga para llevar a cabo el cierre de RTVV, al mismo tiempo que ha pedido conocer las opiniones de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente de la Diputación, Alfonso Rus, que son también diputados en las Cortes.
Morera también ha querido trasladar "tranquilidad" a los trabajadores de la cadena y que "continúen trabajando", ya que la ausencia de Vidal no supone un "vacío de poder", porque la ley "ampara" al consejo de administración para que "actúe".
El diputado del PP, Fernando Giner, ha señalado que el asunto de RTVV "no es la cuestión de la comparecencia" de Císcar, a quien ha querido trasladarse el "apoyo del PP, y más ante la situación vivida hoy aquí", en la que se han escuchado insultos, en referencia a que Blanco ha tildado de "botifler" al vicepresidente del Consejo.
Ha añadido que "no" admite que en las últimas 24 horas se haya visto la "mejor" televisión valenciana, como ha dicho la oposición, a la que ha acusado de "instrumentalizar" la emisión de RTVV desde el miércoles.
De modo inusual y, con motivo del anuncio del cierre de RTVV, han acudido a la comisión todos los diputados del PSPV, y la mayoría de Compromís, por lo que gran parte de los asistentes han tenido que seguir la sesión de pie. En total, estaban presentes 44 diputados -de los 99 que conforman el arco parlamentario-. La sala "se queda pequeña", ha señalado la presidenta de la Comisión, la socialista Cristina Moreno, que ha tenido que interrumpir en varias ocasiones la sesión para pedir respeto para la intervención de Císcar.
Al finalizar la sesión, los medios de comunicación esperaban para preguntar al consejero, que ha insistido en señalar que será este viernes cuando atienda a la prensa sobre las cuestiones de RTVV. Los periodistas han seguido a Císcar por los pasillos de las Cortes y su exterior hasta que se ha subido al coche oficial, mientras crecía la tensión por la petición de un trabajador de RTVV, que reclamaba al vicepresidente que se detuviera: "Quiero que sea persona y me atienda" porque "van a tirar gente a la calle".
Sin embargo, el consejero no ha atendido la petición y se ha marchado mientras insistía en que será mañana cuando hable de este asunto ante la prensa. Por parte del gabinete de Císcar se ha pedido "tranquilidad".
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.