Canal 9 funciona "perfectamente" con la mitad de la plantilla previa al ERE

Juicio de la RTVV, exdirector general, José López Jarabamediaset.es

.

La directora general de Radio Televisión Valenciana (RTVV), Rosa Vidal, ha afirmado en su declaración durante el juicio que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la sociedad, que la entidad necesitaba "eficiencia" en la gestión, y ha puesto como ejemplos que, antes de ejecutarse el expediente, había personas que no iban a trabajar o que acudían menos horas de las que les corresponde en realidad. Vidal se ha pronunciado en estos términos en calidad de demandada en la vista que se sigue en el tribunal valenciano por el ERE, en la que también ha declarado como testigo el anterior director de la sociedad, José López Jaraba (en la imagen), quien ha indicado que el proceso de reestructuración fue un "encargo político" debido a la situación "imposible" de la Generalitat.
Rosa Vidal, quien ocupa el puesto de directora en la sociedad desde abril de 2013, ha defendido la "objetividad" en la tramitación del ERE y ha justificado todas las decisiones adoptadas tanto en informes de la Comisión de Evaluación como de los directores generales del ente. Además, ha explicado que cuando accedió a su nuevo cargo lo hizo "sola" y nadie le comunicó nada del ERE, con lo que tuvo que pedir ella informes y documentación para ponerse al corriente.
La actual directora, quien ha mantenido que "siempre" la única finalidad del ERE ha sido el mantenimiento del servicio público de RTVV, ha reiterado durante su intervención que la empresa necesitaba una gestión "mucho más eficiente de la que allí se había realizado" y una reorganización de los medios. "Era cuestión de cambiar las formas de hacer", ha apostillado.
Asimismo, ha señalado que cuando llegó a la empresa, le sorprendió que los trabajadores de Canal 9 hacían 35 horas a la semana, con lo que propuso aumentarlas según el rango legal que está por encima del convenio colectivo hasta 37 horas y media. También, por ejemplo, ha comentado que se redujeron las personas enviadas a directos, ya que anteriormente se mandaban a cinco y ahora van tres, ha dicho.
En la actualidad, con el ERE ejecutado, ha subrayado que la televisión puede funcionar "perfectamente" y ha señalado: "con 676 puestos de trabajo que tenemos, con 40 de ellos a tiempo parcial, estamos haciendo 1.900 horas en producción propia en informativos y deportes y más programas que los que se hacían hace un año con unos 1.700 trabajadores aproximadamente", ha puntualizado.
Asimismo, Vidal ha mantenido que recientemente ha acudido a la Sindicatura de Cuentas para evaluar cómo se ha llevado a cabo el ERE y aunque todavía no ha emitido su informe, si que ha remitido un borrador a partir de un muestreo y ha dicho que "se cumple con el procedimiento de legalidad formal", ha subrayado. También ha indicado que actualmente se está elaborando un plan de igualdad.
Por otro lado, preguntada por las 186 personas readmitidas en la empresa, ha afirmado que fue el subdirector técnico el que alertó de que el ERE afectaba a la parte técnica en "mucha mayor proporción" que al resto porque era un servicio que "al principio estaba previsto que se externalizara". "El problema era de gran envergadura porque solo se quedaban 17 técnicos y una televisión así no podía funcionar", ha agregado.
Así, ha señalado que valoraron las listas porque querían que fuera una decisión "razonable" y "objetiva". Para la reincorporación de los técnicos se siguieron los mismos criterios que para el resto. "Se hizo una nueva evaluación con la gente que estaba previsto que dejara su puesto el 31 de agosto y se salvaron a 17 personas", ha dicho.
Por su parte, López Jaraba, quien ocupó el cargo de director de la sociedad desde octubre de 2009 hasta diciembre de 2012, ha explicado que el procedimiento del ERE se inició "por decisión del Gobierno", por "un encargo político".
En este sentido ha explicado que la situación financiera de la Generalitat, único accionista de RTVV, era "imposible" y ha expuesto que había veces que difícilmente podían pagar las nóminas y que no pagaban a proveedores "durante meses".
Ante esta situación, la Generalitat "tomó la determinación de llevar a cabo un plan de reestructuración muy agresivo", ha declarado. "Se nos encarga ponerlo en marcha con su supervisión y su mandato. He tenido dos presidentes, dos vicepresidentes, dos consejeros de Hacienda que han estado al tanto de todo", ha argumentado. "El proceso de reestructuración fue un encargo político", ha apostillado.
El ex director general de RTVV, quien ha indicado que votó voluntariamente, pero "tremendamente afectado" a favor del ERE, para garantizar la continuidad de la sociedad, ha expuesto que desconoce si se pudo incurrir durante el proceso en una vulneración de protección de datos de los trabajadores a los que se les consultaba las bajas por enfermedad, y ha justificado el hecho de mantener algunos trabajadores en la radio porque son "las voces de la senyera".
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.