La plantilla de RTVE rechaza el nuevo convenio colectivo por 29 trabajadores

Echeniquemediaset.es

.

Los trabajadores de RTVE han rechazado por 29 votos de diferencia el nuevo convenio colectivo en una votación que tenía que sellar el acuerdo suscrito por la dirección de la corporación y los sindicatos UGT, SI y USO -CCOO se opuso- a principios de mes.
El convenio colectivo, que garantiza el mantenimiento del empleo durante dos años y supone un ahorro de 28,5 millones de euros, ha sido rechazado por 2.329 trabajadores (47,68%). El "sí" ha contado con 2.300 votos (47,08%), mientras que los votos en blanco fueron 198 y 58 nulos.
El convenio propuesto, que tendría vigencia hasta el 31 de diciembre de 2015, implica una rebaja del gasto de personal de la corporación de aproximadamente 28,5 millones de euros, un 7,5% de los 380 millones de euros que RTVE dedicó a esta partida en 2012.
Entre las condiciones del acuerdo con la dirección se incluía una rebaja de los salarios, que en ningún caso superaba el 5% y no afectaba ni al salario base ni a la antigüedad, y otras medidas para dotar de "mayor productividad, de estructuras más competitivas" a RTVE, con una mayor "movilidad funcional y geográfica", según indicó en el Congreso el presidente de la Corporación, Leopoldo González-Echenique.
A cambio de estas medidas, el empleo quedaba garantizado, al menos hasta el 31 de diciembre de 2015, se mantendrá la estructura territorial actual, no habrá movilidad geográfica y "no se aplicarán muchas de las medidas de la reforma laboral, y otras se modularán sustancialmente en su aplicación", según han argumentado los sindicatos que votaron a favor de la medida.
El presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, defendió en el Congreso el nuevo convenio porque implica una corporación pública "más competitiva" y permite "un importante ahorro en la factura de gasto de personal".
Antes de la votación, los sindicatos que firmaron el acuerdo advirtieron en un comunicado conjunto dirigido a los trabajadores que, de no suscribirse en la votación, se estaría renunciando al mantenimiento del empleo, al quedar sin validez el actual preacuerdo y no existir acuerdo alguno que lo garantice.
Asimismo, la empresa podría aplicar convenio sectoriales (como el de la Industria de Producción Audiovisual o el del sector de Radiodifusión Comercial Sonora), lo que implicaría que "en ningún caso el salario superará los 17.000 euros anuales", se podría ampliar la jornada anual irregular y la movilidad geográfica que se establece en el Estatuto de los Trabajadores.
CCOO, sindicato que no se sumó al acuerdo, ha señalado que con los presupuestos que se han aprobado, RTVE como se la conoce "no es viable", y han adelantado que en los próximos ejercicios la corporación cerrará con déficit de 81 millones de euros, en 2013, y 111 millones, en 2014, hasta alcanzar una "deuda acumulada" de casi 300 millones de euros en 2015.
"Nadie se puede creer que un recorte de 28,5 millones de euros del salario de los trabajadores, y la pérdida de derechos que nos quieren aplicar solucionará la situación en CRTVE. Ya conocemos cómo actúa el Partido Popular en los medios públicos", señaló el sindicato para pedir el "no" en la votación.