Angelina Jolie y George Clooney, hartos de las difamaciones del 'Daily Mail'

GeorgeClooney y Angelina Joliemediaset.es

.

El camello Franklin Mayer grabó el vídeo y National Enquirer lo publicó, pero a quien va a demandar Angelina Jolie por las imágenes de los 90 en las que se le supone bajo los efectos de estupefacientes es al Daily Mail, diario británico que también ha indignado a George Clooney, en su caso por informaciones sobre las diferencias que mantiene con su suegra.
Después de que National Enquirer tachara a Jolie de heroinómana, Daily Mail se hizo eco de las polémicas imágenes. Su tratamiento del vídeo es lo que ha colmado la paciencia de la protagonista de Maléfica, y, según The Times, ha presentado una demanda contra el periódico.
La actriz alega violación de la privacidad y difamación, porque, dicen los abogados de Jolie, Daily Mail ha exagerado su mala cara y su grandes ojeras, haciendo especial hincapié en que ese rostro sería el que luciría una persona adicta a la heroína.
En el vídeo, de 16 minutos, Angelina Jolie habla por teléfono con su padre, el también actor Jon Voight. 
Pero la pareja de Brad Pitt no es la única que se ha enfadado con el periódico británico. George Clooney también está molesto con Daily Mail porque ha publicado informaciones falsas sobre su futura esposa, la abogada Amal Alamuddin.
La que más le ha soliviantado es la que dice que su futura suegra no le soportaba por diferencias religiosas y que preferiría que su hija se casase con un druso o con otros pretendientes, antes que con la estrella hollywoodiense.

Aunque el actor no ha interpuesto ninguna demanda, Daily Mail se ha visto obligado a publicar una carta de disculpas sobre el asunto. En ella, el periódico explica que la información que manejaba, de primera mano, llegó a través de una periodista con buena reputación e información veraz que tiene contactos con la comunidad beirutí cercana a la familia de la abogada, entre la que se conoció el supuesto malestar de la futura suegra de Clooney.
El diario ha retirado la polémica noticia y ha pedido perdón tanto a Clooney como a Amal Alamuddin y a Baria, la futura suegra del intéprete y director.