Hugh Grant también acusa al 'Mail on Sunday' de pinchazos

Hugh Grantmediaset.es

.

El actor Hugh Grant ha acusado al dominical Mail on Sunday de haberle pinchado el teléfono para obtener información publicada en 2007. En ella, el periódico cuestionaba la relación sentimental del actor con su pareja de entonces, Jemima Jan, por unas conversaciones nocturnas que mantenía con una ejecutiva de Warner Brothers de "voz melosa".
Grant ha comparecido ante una comisión de investigación -Investigación Leveson- y lo ha refutado. "Fue una historia rara y completamente falsa", ha explicado Grant, quien ha añadido que ató cabos al leer la historia e identificó a la mujer de "voz melosa" como una asistente de un amigo de Los Ángeles con la que solía hablar por teléfono.
"No concibo otra fuente para esta historia en el Mail on Sunday que mensajes de voz de mi teléfono móvil", ha vinculado el actor, si bien el juez responsable de las investigaciones, Robert Jay, ha calificado de "pura especulación" las palabras de Grant.
El Mail on Sunday también se ha apresurado a refutar, en un comunicado, las acusaciones del actor , que ha tachado de "calumnias" y vinculado con su "odio" hacia los medios de comunicación. "De hecho, en el caso de la historia a la que Grant se refiere, la información vino de un periodista freelance que había hablado con una fuente que mantenía contacto de forma habitual con Jemima Jan", señala la nota.
Grant también ha declarado que su piso en Londres fue allanado a mediados de la década de los noventa pero que, en este asalto, los autores no se llevaron nada, algo "raro" según el intérprete.
Días después, en la prensa apareció una explicación "detallada" del interior de su vivienda, lo que le llevó a preguntarse por el origen de la filtración a los medios: "¿Fue el ladrón o fue la Policía?". Este incidente coincidió en el tiempo con su arresto en Los Ángeles junto a una prostituta y la "tormenta mediática" que, según Grant, desencadenó esta historia.
Grant, que ha criticado abiertamente a la "tóxica" prensa sensacionalista, ha considerado que fue víctima de prácticas sospechosas durante 17 años y ha criticado que el Daily Mail llegase a pagar 125.000 libras (más de 144.000 euros) a un ex novio de la madre de su hija para obtener fotos privadas de ella. Asimismo, ha señalado a The Sun y Daily Express por violar su privacidad al publicar datos de un informe médico.
Es un nuevo capítulo del escándalo de las escuchas de News of the World y que señalaría por primera vez a un periódico ajeno al conglomerado del magnate Rupert Murdoch.
Ante la comisión han comparecido también los padres de la niña asesinada Milly Dowler, cuyo teléfono fue pinchado cuando ya estaba desaparecida, lo que hizo creer a familia y Policía que seguía viva.
La madre, Sally Dowler, ha asegurado que los mensajes en el teléfono de su hija de 13 años fueron borrados después de que el detective Glenn Mulcaire, contratado por News of the World, entrase en el teléfono. "Cuando me enteré del pinchazo (a raíz de una investigación policial), literalmente no pude dormir durante tres días porque repetía todo en mi mente y pensaba: 'ahora tiene sentido", ha recordado Sally Dowler.
Un portavoz de Mulcaire ha respondido a estas acusaciones asegurando que el detective "no borró ningún mensaje y no tenía razón para hacerlo".
Mulcaire ha expresado su "sincera simpatía personal" por la familia Dowler.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.