Lady Gaga ofrece su hombro a Kesha

Lady Gaga y Keshamediaset.es

.

Lady Gaga ha sido una de las primeras artistas en mostrar su apoyo a Kesha, y ha compartido en redes sociales el emotivo encuentro entre ambas. La cantante y actriz nominada a los Oscar (por la banda sonora del documental sobre abusos sexuales en las residencias estudiantiles The hunting ground) comprende muy bien por lo que está pasando su colega, pues ella misma sufrió supuestamente abusos en el trabajo.
En la imagen colgada por la prometida de Taylor Kinney en su perfil de Instagram, ambas aparece agarradas de la mano, con las cabezas apoyadas la una en la otra y los ojos cerrados. La fotografía va acompañada del mensaje "Free Kesha", el hashtag creado en apoyo a la cantante de 28 años.
Asimismo, la artista compartió en Snapchat, la app de moda entre los famosos, un vídeo en el que besa la mejilla de la californiana.
Un acercamiento muy revelador, ya que ambas artistas vivieron un cierto distanciamiento en 2014 tras unas desafortunadas declaraciones del abogado de Kesha, que señaló ya a Dr. Luke -manager al que Kesha ha demandado por abusos sexuales- como el presunto violador del que habló Gaga en el programa de Howard Stern.
La neoyorquina de 29 años pasó por el espacio radiofónico de Sirius, en el que confesó haber sido víctima de abuso sexual por alguien de la industria discográfica, cuya identidad nunca fue revelada. Situación que el letrado de Kesha aprovechó para para señalar al productor musical. Acusaciones muy graves que fueron negadas por la intérprete de Bad romance.
Mientras la ganadora de un Globo de Oro por American Horror Story se solidarizaba con la intérprete de Tik tok, las redes ardían con la publicación en TMZ de un vídeo de 2011, en el que Kesha niega ante el juez haber sido violada por su exmanager y productor musical, Dr. Luke. "Nunca se me insinuó sexualmente", dijo la estrella musical al juez Luke Gottwald. Un testimonio bajo juramento que ha sembrado la duda de seguidores y medios sobre la veracidad de la demanda por abuso físico, mental y sexual que la artista presentó el año pasado y sobre la que se acaban de desestimar las medidas cautelares solicitadas ante la Corte Suprema de Nueva York.
La decisión del juez obliga a Kesha a cumplir el contrato con la compañía de discos Kemosabe Records, grabar los seis álbumes que tienen pendientes y cumplir con los compromisos profesionales, pero la joven no está dispuesta a hacerlo.
La vinculación profesional de Kesha con Dr. Luke no solo la liga a su compañía de discos, Kemosabe Records; también a Sony, encargada de distribuir el trabajo musical de la cantante de 28 años. La discográfica se ha mantenido en un segundo plano hasta que ha tenido que romper su silencio ante las reacciones de gran parte de la industria musical a la sentencia que obliga a la joven a seguir vinculada a su antiguo manager.
Fans de la californiana, junto al colectivo Care2, conovcaron una manifestación en las puertas de la sede central de Sony en Nueva York, en Madison Avenue, para pedir que la estrella musical sea liberada de su contrato con Kemosabe.