La CMT reclama 417.160 euros a La Sexta para RTVE

Edificio RTVEmediaset.es

.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) reclama 417.160 euros a La Sexta y 144.728,17 euros a Mediaset España, al haber encontrado "discrepancias" entre lo que deberían haber ingresado en 2011 a RTVE y lo que en realidad destinaron a este propósito, según sendas resoluciones del consejo de la CMT fechadas en marzo de este año. Según la ley de financiación de RTVE, las cadenas de televisión en abierto están obligadas a aportar un 3% de sus ingresos brutos de explotación facturados en el año correspondiente para la financiación de la RTVE.
A la hora de calcular esta tasa, ambas compañías descontaron algunos de sus ingresos que no tenían que ver con la publicidad. En el caso de La Sexta, la diferencia entre la base de ingresos que utilizó la compañía y la que correspondía fue de 13,2 millones de euros. Y la CMT calcula que Mediaset descontó 4,58 millones de euros de la base de ingresos que debería haber utilizado para calcular su aportación.
Mediaset España defiende esta decisión al entender que "la aportación a la financiación de la corporación RTVE se debe cuantificar en función al beneficio que provoca, a los sujetos obligados, que la CRTVE deje de emitir publicidad" y en virtud de esta interpretación, a su juicio, "quedarían excluidos de la base imponible de la aportación cualesquiera otros ingresos obtenidos por los sujetos obligados en razón de su actividad".
En este sentido, Mediaset España señala que "no tiene ningún sentido gravar o computar dentro de la base imponible aquellos otros ingresos de los sujetos pasivos que nada tienen que ver con dicha actividad publicitaria".
En una justificación parecida, La Sexta señala que, a la hora de calcular la tasa para RTVE, sólo deberían formar parte aquellos ingresos "que efectivamente tienen su origen en la actividad audiovisual" de La Sexta y, en concreto, los que "habrá de percibir como consecuencia de la supresión del régimen de publicidad retribuida" como fuente de financiación de la RTVE, debiendo quedar excluidos de la base imponible aquellos ingresos que "nada tienen que ver con la actividad audiovisual de la compañía".
Ahora, sin embargo, la CMT ha respondido tanto a La Sexta como a Mediaset España que la aportación establecida en el artículo 6 de la Ley de financiación CRTVE incluye a los ingresos que "de forma tanto directa como indirecta" perciban las televisiones. En este sentido, el regulador señala que "ni la exposición de motivos, ni el tenor literal de la ley permiten inducir que el propósito del legislador fuera el de excluir de esta aportación concepto alguno".
Por todo ello, rechaza las alegaciones de Mediaset España y La Sexta y reclama a la primera una aportación adicional a lo que ya destinó en 2011 de 137.600 euros, más 7.128 euros en concepto de intereses de demora; y a la segunda, una liquidación adicional de 396.614 euros y otros 20.545 euros en concepto de intereses de demora.
La eliminación de la publicidad de TVE por parte del anterior gobierno y su sustitución por una tasa que están obligadas a pagar las cadenas privadas y las empresas de telecomunicaciones con negocios en el sector audiovisual, ha generado desde el primer año de la nueva ley multitud de reclamaciones por parte de las cadenas y, en especial de las telecos, que han llevado la norma hasta la justicia europea, que actualmente estudia su legalidad.
France Telecom ha anunciado que va a llevar ante lo económico-administrativo otra resolución de la CMT, que le había reclamado el pago de 11.755 euros adicionales a lo que la compañía ya aportó en 2011 para financiar RTVE, según otra resolución del Consejo del organismo regulador, en la que se suspende la ejecución del pago hasta ver que decisión toma el tribunal.