Competencia archiva dos denuncias contra la calificación por edades de 'Sálvame'

'Sálvame naranja'mediaset.es

.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha resuelto archivar dos denuncias formuladas por la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) contra Mediaset España por la supuesta incorrecta calificación por edades de la emisión en Telecinco del programa Sálvame naranja, al "no encontrar elementos de juicio suficientes que justifiquen el inicio de un procedimiento sancionador".
Así lo pone de manifiesto el organismo en dos resoluciones, a las que ha tenido acceso Europa Press. En concreto, AUC presentó un primer escrito de denuncia el 14 de octubre, en el que señalaba que en el programa emitido el pasado 15 de septiembre "se plantean graves conflictos emocionales sobre la relación paterno-filial, y se entra en cuestiones de gran dramatismo".
"Se opina sobre si el colaborador es buen o mal padre, se plantean problemas familiares graves sin resolución positiva, se hace hincapié en el sufrimiento del entrevistado (con primeros planos de su rostro), se habla de venganza, de recriminaciones, de conflictos del hijo con la pareja actual, de que el colaborador no puede ver a su nieta, de chapotear en el barro...", según indicaba la asociación.
Del mismo modo, AUC denunciaba en su escrito que en otra parte del programa "hay una referencia explícita y detallada con claras connotaciones sexuales, que no se corresponde con la calificación del programa como 'no recomendado para menores de 7 años".
Igualmente, el 13 de noviembre la AUC denunciaba en otro escrito a Mediaset España por la incorrecta calificación por edades de la emisión en Telecinco del programa Sálvame naranja del día 15 de octubre. Según señalaba la asociación, "se hacen referencias a hechos supuestamente muy graves que ocurrieron el día anterior entre algunos colaboradores, al parecer fuera de cámara".
"La situación refleja bastante tensión, que da lugar a que uno de dichos colaboradores abandone el set visiblemente afectado y a que otra colaboradora se tenga que morder la lengua incluso físicamente", indicaba en su escrito de denuncia, al tiempo que agregaba: "Se detallan aspectos como que tenían relaciones en la misma casa en la que su marido dormía, se discute sobre la veracidad o no del testimonio aportado, vuelve a llorar la colaboradora".
En este sentido, tras haber realizado un visionado de los programas, la CNMC ha podido comprobar que tanto las referencias de carácter sexual encontradas, como los demás contenidos denunciados son "de carácter puntual y carecen de la explicitud y detalle necesarios para que constituyan por sí mismos razón suficiente, aplicando los criterios del Código de Autorregulación para considerar la necesidad de elevar su calificación por edades otorgada al programa citado ese día".
Asimismo, la Comisión argumenta que, para considerar los contenidos denunciados, éstos han de tener "entidad suficiente como para incurrir en alguno de los supuestos indicados en el Código de Autorregulación, y que por su presencia, presentación o tratamiento se considere que no son adecuados para ser vistos por niños menores de 12 años".
Por último, el organismo destaca que no se aprecian indicios suficientes que justifiquen la apertura de un procedimiento administrativo sancionador por supuesta vulneración de lo dispuesto en la Ley General de la Comunicación Audiovisual (LGCA).