18.000 euros para matar a la familia de Paco González

Paco González, su mujer y su hijamediaset.es

.

Una abogada reclusa en la cárcel de Alcalá Meco ha manifestado en el juicio contra los agresores de la familia del periodista deportivo de la cadena Cope Paco González que la acusada, Lorena G., le preguntó en prisión qué le pasaría si mataba a la mujer y a la hija del locutor. Así lo ha manifestado la interna durante la prueba testifical de la vista oral, que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid desde el lunes 18 de abril. Desde prisión, la joven intentó sin éxito que sus planes se llevaran a cabo tras intentarlo ella en compañía de su novio el 5 de febrero de 2014, cuando apuñaló a la mujer de González en Madrid.
Varias reclusas han confirmado que Lorena intentó contratar a sicarios sin éxito para acabar con la vida de la esposa del periodista, Maite, a quien consideraba "un estorbo" para alcanzar el amor de González. En su declaración, la acusada afirmó que llegó a enamorarse "hasta tal punto de la obsesión".
Otra de las presas ha relatado que intentaban quitarle a Lorena de la cabeza esa idea, ya que el periodista en vez de amarla la odiaría. "Yo le decía que se lo quitara de la cabeza. Para que me dejara en paz, simulé que conseguía a alguien para lo que quería", ha contado la testigo, quien dio a la Guardia Civil varias cartas en las que se dejaba constancia de los encargos por escrito. A partir de entonces, se le intervinieron las comunicaciones.
"Yo no iba a dejar que pasara eso porque yo soy familia de víctimas del terrorismo. Ella estaba obsesionada. Estaba todo el día hablando de Paco" (González), ha narrado. Además, ha apuntado que tuvo conocimiento de que pidió el trabajo a "muchas más presas".
La reclusa, a quien ofreció 18.000 euros, ha señalado que Lorena manifestaba que había tenido una relación con el periodista. Este extremo fue desmentido ayer rotundamente por el locutor durante su declaración. "Jamás estuve a solas con Lorena. Nunca. Ni dentro ni fuera de la radio", aseveró ayer al tribunal.
También ha testificado el director de la cárcel de Alcalá Meco (Madrid), quien ha ratificado que varias presas le avisaron de que Lorena estaba intentando contactar con sicarios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.