La huelga de la Liga hubiera provocado un "grave desorden organizativo"

Tebasmediaset.es

.

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional (AN) ha estimado este jueves las medidas cautelares solicitadas por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y ha suspendido la huelga indefinida convocada por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) a partir del 16 de mayo. En el auto, los magistrados de la Audiencia Nacional Emilia Ruiz y Ramón Gallo consideran que el paro convocado por el sindicato de jugadores el pasado 10 de mayo por sus discrepancias con el Real Decreto sobre la venta centralizada de los derechos de televisión, aprobado el pasado 30 de abril, provocaría un "grave desorden organizativo".
Asimismo, la AN condicionan la suspensión de la huelga a la aportación de una caución por parte de la LFP de cinco millones de euros.
En el fallo, se considera que la norma que regula actualmente el ejercicio del derecho de huelga "excluye que un fin lícito de la huelga pueda ser el de alterar, durante su vigencia, lo acordado en un Convenio Colectivo", que vincula al sindicato de jugadores con la patronal de clubes hasta el 31 de diciembre de 2016.
La Sala de lo Social de la AN, que no entra a valorar los restantes motivos de ilegalidad de la huelga argumentados por la Liga, que se analizarán en el "momento procesal oportuno", estima que algunos de los objetivos de la huelga "podrían tener por finalidad la modificación del convenio colectivo vigente".
En el mismo, se regula expresamente el fondo de la AFE y el fondo de garantía salarial para asegurar el cobro de los futbolistas por parte de los clubes morosos, así como los compromisos pactados a finales de julio de 2014 cuando la Liga se comprometió a abonar al sindicato un 0,5% neto de los ingresos si se aprobaba el Real Decreto sobre la venta centralizada de los derechos audiovisuales.
Asimismo, los magistrados consideran probado que la celebración de la huelga impediría concluir las ligas BBVA y Adelante en las fechas indicadas, lo que hubiera provocado un "grave desorden organizativo, cuya resolución es muy difícil de resolver por los compromisos internacionales de España y de los propios clubes, así como por las propias fechas de vacaciones de los futbolistas".
Por otra parte, el anuncio de la AFE de que se reservaba la ampliación de los días de huelga iniciales permite concluir a los magistrados que, si no se adoptara la medida cautelar, se producirían "situaciones, que impedirían o dificultarían gravemente la tutela judicial que pudiera otorgarse caso de una eventual sentencia estimatoria".
Por todo ello, la AN falla admitiendo la medida cautelar propuesta por la Liga, aunque subrayó que se trata de un juicio provisional que podría ser modificado cuando se entre a conocer de la demanda principal, después del depósito de la caución de cinco millones de euros por parte de la Liga de Fútbol Profesional. Contra esta resolución cabe un recurso se casación ante la Sala Cuarta del Tribunal Supremo en el plazo de cinco días.
El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, se declaró satisfecho por la suspensión de la huelga, y al mismo tiempo acusó al presidente del sindicato, Luis Rubiales, y al de la RFEF, Ángel María Villar, de poner al fútbol profesional "al borde del precipicio". "No hablo de victoria. Tenemos el error de pensar que esto es un partido de fútbol. Se ha hecho justicia y es lo que vale. Aquellos que han tomado estas decisiones deben de pensar que alguno sobra en esta historia", manifestó.