Piden 30.000 euros a 'El gato al agua' por llamar "zorra" a una diputada catalana

Eduardo García Serranomediaset.es

.

La exconsejera de Salud de la Generalitat de Cataluña y actual diputada autonómica del PSC, Marina Geli, ha declarado este martes -en el juicio por injurias contra un tertuliano del programa El gato al agua de Intereconomía- que al recibir esos insultos en 2010 se sintió ofendida "como mujer y como persona". Mientras, el periodista acusado, Eduardo García Serrano, ha señalado que se refería a "su gestión".
Durante la emisión de un programa, el periodista acusado, Eduardo García Serrano, criticó la campaña de educación sexual para adolescentes de la Consejería de Salud y para ello empleó frases como: "Esta tipa es una zorra repugnante. Es una guarra. Es una puerca, y está fabricando degenerados".
Por su parte, el procesado ha afirmado que sus insultos se dirigieron siempre hacia la gestión del departamento, ya que desde su consejería se patrocinaba una página web en la que se animaba a los adolescentes a mantener relaciones homosexuales y de sodomía.
Asimismo, durante el juicio se ha procedido a la visualización de dicho vídeo, del que Geli ha afirmado que no era el objeto de la vista, por lo que ha preferido centrarse en su declaración en el meollo de la demanda.
A preguntas del Ministerio Fiscal, la diputada ha recordado que fue su hijo el que la llamó para avisarle de que en un canal de televisión le estaban insultando y, tras recibir esa llamada, pudo ella misma ver cómo el tertuliano la injuriaba con frases como "esa tipa, esa zorra, y esa guarra".
Tal y como ha indicado, después de tres años todo aquel que ponga en Internet su nombre puede ver estas imágenes, lo que agrava el "atentado" a su imagen.
Por ello, el abogado de la acusación solicita una pena de 30.000 euros, lo que para el letrado de la defensa supone "algo temerario", porque además no se han justificado los motivos por los que se solicitan estas indemnizaciones.
La defensa ha indicado que este caso pertenece más al ámbito civil que al penal, por lo que ha señalado que las consideraciones serían más constitutivas de falta que de delito, porque, además, "no hay mortificación de la persona" en las palabras del acusado.
Durante el juicio, el acusado ha reiterado sus palabras de disculpa a la exconsejera, mientras que Geli, quien las ha aceptado, ha indicado que "el perdón no redime el atentado contra honor y difamación".
El juicio ha quedado visto para sentencia, y se podrá disponer en menos de un mes de la correspondiente resolución.
A su salida de los juzgados de lo penal de Madrid, Geli se mostraba confiada en la justicia, y ha indicado que espera que se reconozca el delito porque "ha sido un atentado contra el honor y dignidad como persona".