Miley Cyrus y Britney Spears, censuradas en Francia

.

Los vídeos de Wrecking ball y Work bitch, de Miley Cyrus y Britney Spears respectivamente, solo podrán emitirse en la televisión francesa a partir de las diez de la noche por su alto contenido sexual.
Así lo ha determinado el organismo regulador, CSA (Conseil Supérieur de L'Audiovisuel), que considera ambos vídeos aptos para un público exclusivamente adulto, a pesar de que los menores pueden tener acceso a ellos a través de la web.
Según informa Eonline, el CSA se ha justificado diciendo que el vídeo de Miley es "sexualmente explícito", mientras que el trabajo de Britney representa "un universo sadomasoquista, que muestra a las mujeres de una forma que causa un gran impacto en la audiencia".
La medida llega quizás un poco tarde: Wreaking ball se estrenó a principios de septiembre y Work bitch el 1 de octubre, por lo que son pocos los espectadores que aún no han visto las imágenes.
Ésta no es la primera vez que el país vecino opta por controlar la emisión de distintos vídeos musicales. Ya le ocurrió a Rihanna en 2011 con el clip de S&M, en el que la artista aparece jugueteando con mordazas, esposas y látigos. El montaje fue censurado en diez países más, incluido Reino Unido.
Ese año el cantante español Enrique Iglesias también sufrió las consecuencias del CSA con Tonight (I'm lovin' you). En este caso las autoridades francesas cuestionaban la escena en la que el cantante aparece en la cama con varias mujeres.