Brooks y Coulson eran amantes cuando estalló el escándalo del 'News of the world'

Rebekah Brooksmediaset.es

.

Los exeditores del tabloide sensacionalista británico News of the World Rebekah Brooks y Andy Coulson han reconocido que mantuvieron una relación sentimental en el momento en el que ambos supuestamente estaban implicados en el escándalo de las escuchas telefónicas y sobornos a funcionarios para obtener material para sus noticias.
Brooks y Coulson han reconocido su relación en el tribunal en el que están siendo juzgados por conspirar para interceptar los mensajes de voz de teléfonos móviles y para incitar a la comisión de irregularidades por parte de cargos públicos, acusaciones de las que ambos se han declarado inocentes.
El fiscal Andrew Edis ha afirmado que su estrecha relación mostraba que ambos sabían exactamente lo mismo sobre cómo trabajaba el personal del tabloide. "Lo que Coulson sabía, Brooks también lo sabía. Lo que Brooks sabía, Coulson también lo sabía. Esa es la cuestión", ha afirmado Edis ante el tribunal.
Coulson ocupó el cargo de jefe de prensa del primer ministro británico, David Cameron, mientras que Brooks, una de las personas más cercanas al magnate y dueño del tabloide Rupert Murdoch, dirigió el News of the World desde 2009 hasta 2011.
La relación sentimental entre los periodistas se descubrió a raíz de que la Policía encontrase en el ordenador personal de Brooks un documento fechado en 2004 que contenía una carta a Coulson. "Eres mi mejor amigo. Te cuento todo, confío en ti. Te quiero, me importas", afirmaba la periodista en la carta, según ha indicado Edis, que ha leído la misiva al jurado del tribunal.
Por otra parte Edis ha asegurado que los ocho periodistas que están siendo juzgados interceptaron repetidamente los teléfonos de altos cargos del Gobierno británico e incluso de periodistas rivales en un intento desesperado por obtener noticias.
"En este mundo competitivo del periodismo, en esta histeria por conseguir esa gran historia y por intentar y conseguir algo mejor o al menos tan bueno como lo que tienen los demás, es lo que haces si eres Ian Edmonson", ha afirmado Edis, en referencia a uno de los acusados que dirigió la redacción cuando Coulson era editor.
El fiscal ha indicado que fueron tres correos electrónicos enviados a Edmonson en 2006 los que llevaron a la investigación policial que finalizó con el escándalo de las escuchas telefónicas en News Corp de Rupert Murdoch y que finalmente llevaron al cierre del periódico.
Los correos eran del investigador privado y reconocido hacker telefónico Glenn Mulcaire, al que el tabloide pagaba una considerable suma de dinero. En ellos se incluían detalles de los códigos secretos de varios teléfonos móviles, necesarios para poder interceptar sus mensajes de voz.
Los códigos pertenecían al entonces viceprimer ministro John Prescott, la ex ministra de Trabajo Tessa Jowell y Frederick Windsor, el hijo del primo de la reina Isabel. Según el fiscal para conseguir más noticias, Coulson llegó a autorizar en abril de 2006 la oferta de grandes sumas de dinero a la amante de Prescott.