"Estoy viviendo en 'El show de Truman"

Ricardo Castella, presentador de 'El Sacapuntas'ANTENA 3
Ricardo Castella era la pasada temporada analista del late-night de Eva Hache en Cuatro. Ahora, en Antena 3, aborda cada miércoles, en clave de humor, los problemas cotidianos de los ciudadanos con imaginativas soluciones. El presentador de El Sacapuntas confiesa que desde que hace el programa se siente controlado las 24 horas.
De colaborador a presentador, ¿cómo ha sido la transición?
Para mí ha sido una súper experiencia. Estar al mando de todo este jardín que montamos, después de estar sentado como colaborador y hablar de lo que otros señores hacían, es una experiencia genial.
¿Miedo?
Aunque no lo parezca estoy aterrorizado y seguiré así unos 6 o 7 años. Pero bueno, hay que crecer; no me queda otra.
¿Qué es más difícil, escribir o hacer humor?
Me siento más cómodo cuando lo escribo y luego lo hago. Son dos tareas bien distintas. El escribir te permite corregir de una manera rápida, pero cuando haces humor la única manera de corregir es cuando lo ves y dices: ¡oh cielos, ya no hay vuelta atrás! Y sólo puedes  intentar hacerlo mejor la próxima vez.
Tu programa tiene mucho de venganza...
Bueno...Yo lo definiría más como un servicio publico. Si la gente quiere vengarse, nosotros nos vengamos, pero hacemos lo que la gente quiere.
Y a tí, ¿te gustaría vengarte de algo?
La verdad es que soy un poco vengativo, hay cosas que me molestan, sobre todo cuando no las entiendes o son gratuitas. Por ejemplo, cuando ese vecino te toca el timbre a las 3 de la madrugada, eso me molesta. En esos momentos sí me gustaría vengarme y pienso: "Este señor se merece una colleja". Y en nuestro programa damos esa colleja y encima lo ve mucha gente.
También haceis cámara oculta, ¿qué descubriríamos si te pusieran una a tí?
Mejor no lo hagamos...
¿Cuál ha sido la broma más gamberra que habéis gastado? 1
La semana pasada hicimos una cosa muy bonita. Un chico que era muy celoso, y tuvo que hacer un puzzle en el que salía su chica en la cama con un negro. Fue muy gracioso. Además, el tío lo encajó con mucho sentido del humor, pero bueno, siempre hay a quien no le sienta tan bien.
¿Te da miedo tu propio programa?
Desde que hemos empezado con El Sacapuntas, cualquier cosa que me pasa estoy con el culo apretado mirando a todos los lados, sonriendo y pensando que me están grabando. Ahora mismo, si me cae una casa encima saldría de buen rollo y diría: "No pasa nada, está todo controlado", como si me estuvieran grabando.
¿No has pensado en la posibilidad de que tu propio equipo te gaste a tí una broma?
¡No me la van hacer! Ya saben, como te he dicho antes, que no es que sea muy vengativo... pero me puedo transformar, y puedo ser terrible...
Pero, todo puede ser.
Desde que he empezado con el programa estoy un poco obsesionado con esto. El otro día me metí en un túnel de lavado, se paró y pensé: "Ya están éstos con sus bromitas". Me bajé del coche, le vacilé al tío un buen rato y al final era verdad y estaba estropeado. ¡Qué ridículo! Estoy viviendo como en El show de Truman, pensando que hay alguien detrás grabando.
¿Qué consejo te dio Eva Hache cuando le contaste tu nuevo reto?
Ella siempre me dice que no me tome las cosas muy en serio. Porque hay días o programas en los que sales con una sensación u otra y, bueno, hay que saber relativizar.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.