Mediaset denuncia escaso respeto de la RFEF y la CNMC en la puja de la Copa del Rey

Mediaset denuncia el escaso respeto de la RFEF y la CNMC en la gestión de la puja de la Copa del ReyMessi, en la final de la Copa del Rey 2017, que ganó el Barça frente al Alavés.

El fallo del concurso por los derechos del Sevilla-Barça que se disputa el 21 de abril en el Wanda Metropolitano de Madrid, apenas seis días antes del partido, "no sólo dificulta una correcta planificación de cualquier operador de la industria audiovisual, sino que, además, y mucho más grave, desmerece la categoría e importancia de un evento de interés general como éste".

Sobre la puja por los derechos de retransmisión de la Final de la Copa del Rey de Fútbol -que Sevilla FC y FC Barcelona disputarán el 21 de abril en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid-, Mediaset España manifiesta que el retraso en la apertura del concurso por parte de la Real Federación Española de Fútbol y la posterior demora de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en la aprobación del pliego de sus bases pone en graves dificultades la presentación de una oferta para cualquier operador de televisión en abierto.
La puja por un evento que tendrá lugar en tan sólo diez días hábiles y cuyo concurso se fallará apenas seis jornadas antes de su celebración, no sólo dificulta una correcta planificación de cualquier operador de la industria audiovisual, tanto desde el punto de vista de la producción técnica como de la comercialización publicitaria, sino que, además, y mucho más grave, desmerece la categoría e importancia de un evento de interés general como éste.
A efectos de este tipo de grandes eventos deportivos, Mediaset España cierra con semanas de antelación su planificación de parrilla pertinente y, por ende, su partida presupuestaria de costes.
Los órganos responsables de esta situación han mostrado con su desidia, despreocupación y nefasta gestión de los tiempos escaso respeto profesional hacia los operadores, provocando que un evento televisivo de interés general no genere, valga la redundancia y por razones ajenas al propio contenido, el interés suficiente.