La revolución digital de Mediaset España, "sin paso atrás"

La revolución digital de Mediaset España, "sin paso atrás"'Stand' de Mediaset España en el Foro de Empleo en la Era Digital.

Luis Expósito, director de Recursos Humanos y Servicios de la compañía -presente en el V Foro del Empleo en la Era Digital, que se celebra en Madrid-, ofrece "proyecto, proyecto y proyecto" a los jóvenes talentos que quieran "desarrollarse y aprender junto a nosotros" en un entorno abonado como "un buen campo para el desarrollo profesional."

La revolución digital en Mediaset España se puso en marcha en el siglo pasado, con los informativos y la emisión. "Y no hay paso atrás", como señala Luis Expósito, director de Recursos Humanos y Servicios de la compañía, que está presente en el V Foro de Empleo en la Era Digital, organizado por el grupo ADD y que reúne en Madrid a más de un centenar de empresas en transformación y a los aspirantes a trabajar en ellas. A estos últimos, Expósito les dice que Mediaset España "es un buen campo para el desarrollo profesional" de la generación digital, más allá de la televisión convencional.
Luis Expósito1
¿Qué reto supone para Mediaset España, que es la compañía audiovisual líder, este nuevo escenario digital que se abre? Y que además está por definir.
Luis Expósito: En este momento, nuestro reto es atraer talento digital. Porque como líderes en el área de televisión comercial (con cadenas como Telecinco o Cuatro) nunca hemos tenido ni tenemos problemas para captar talento. A veces, hasta nos sobra. Tenemos una marca como empleador muy reconocida en el mercado.
Pero cuando la empresa se plantea crear otras áreas de negocio puramente digital, hemos tenido que reforzar la parte comercial y de márketing de Publiespaña, donde teníamos expertos en publicidad convencional pero no online, cuyos clientes, formas de vender y tarifas son totalmente diferentes.
También hemos reforzado las áreas de contenidos digitales y de informática, con especialistas científicos del dato.
El segundo reto que se plantea es que esos profesionales -que son diferentes a los perfiles de la televisión- se sientan atraídos y quieran trabajar con nosotros. Estos nuevos perfiles profesionales lo que buscan es un proyecto en el que puedan aprender y crecer. Tienen una forma de trabajar que requiere más flexibilidad, entornos de trabajo diferentes y retos continuos.
Hace ya dos años iniciamos una política de employer branding para atraer a estos candidatos. El año pasado participamos por primera vez en el Foro del Empleo en la Era Digital y fue bastante bien. Hay  que sembrar poco a poco.
FEED Mediaset1
¿Y qué puede enamorar de esta compañía a los candidatos que pasen por el stand de Mediaset España en esta feria (que visitó la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio)?
L. E.: Es muy importante el testimonio de las personas de la empresa que van a estar por allí para contar cómo es nuestra forma de trabajar. Y también nuestra propuesta: proyecto, proyecto y proyecto. Que sepan que pueden desarrollarse y aprender junto a nosotros. Es una labor constante, que no acaba nunca.
¿Y qué le piden a los candidatos?
L. E.: Nos interesa que nos aporten su experiencia, porque estamos construyendo, y que no vengan contaminados por el mundo televisivo convencional. Buscamos gente con potencial, pasión por su trabajo y dispuestos a progresar.
¿En qué medida el avance digital contagia al producto que ofrece Mediaset?
L. E.: Más que mejorar se trata de que o das el paso o estás fuera. Y en Mediaset España somos capaces de innovar, de tener una visión diferente del mundo en el que competimos. Los directivos digitales son apóstoles de esta nueva forma de crear negocio, y todos vamos a ir cambiando. Se ha empezado por dos áreas estratégicas: la publicidad que vendemos y el soporte para vender esa publicidad. Hemos apostado por la eficacia, por mejorar los ingresos y por entrar en un nicho de mercado al que no podemos renunciar.
¿Y qué herramientas ofrece Mediaset España a sus trabajadores para que desarrollen su potencial digital?
L. E.: En Mediaset España ya se produjo la revolución digital hace tiempo. Fuimos la primera televisión de España, en el año 2000, que transformó digitalmente sus informativos. Y después se digitalizó la emisión -para la alta definición, ofrecer más canales...- y las redacciones de los programas. Ahora, el siguiente paso es la gestión y la producción, para los que llega el gran cambio, la revolución. Todo ello debe ir acompañado por cambios en la cultura de la empresa, que permitan adaptarnos al nuevo contexto.
Y la formación llega de la mano de las herramientas; al implantarlas cambia la manera de trabajar. Un proceso que ha empezado por las áreas de Comercial y Marketing y Sistemas, y para el que no hay paso atrás.