Un 'recordman' de 'Pasapalabra' destina el bote a conciertos solidarios

Julio Escartín, concursante de 'Pasapalabra'mediaset.es

.

Julio Escartín llegó a Pasapalabra, vio y venció. Acertó su primer rosco del concurso de las tardes de Telecinco y se llevó los 318.000 euros del bote, tras ganar a Pablo Díaz, que durante 47 programas lo había estado engordando. Ahora, este licenciado en Psicología, profesor de música de 1º de la ESO en el Instituto de Educación Secundaria Miguel Catalán -como él, de Zaragoza-, saca provecho a ese premio con una iniciativa solidaria. Parte de la ganancia la ha destinado a comprar un piano C. Bechstein de media cola, que ha instalado en el salón de actos de su colegio, y en torno al que se van a realizar conciertos que recaudarán fondos para distintas ONG.
La iniciativa empieza el domingo 28 de mayo, a las 19.00, con el cuarteto Black Opals -y el propio Escartín de telonero-, para apoyar proyectos de Emalaikat (la reconstrucción del comedor de una escuela) y Estrella de la Mañana (dedicada a la atención de niños excluidos), en Kenia e India, respectivamente.
La cita es en el salón del instituto, rebautizado Moncayo como homenaje a la palabra del rosco que dio la victoria al concursante de Telecinco, y se escucharán obras de Chausson, Mahler, Sinatra, Nirvana y Radiohead.
El siguiente concierto será el sábado 17 de junio a las 18.30, cuando Mikrópera ofrecerá el espectáculo CaperuZita Roja, dirigido al público infantil, y que combina el cuento de Perrault con música de la ópera Don Giovanni, de Mozart. 
Pasado el verano, Escartín se propone invitar a su contrincante en Pasapalabra, Pablo Díaz, violinista, para que actúe junto a un piano y un violonchelo.
Julio Escartín, concursante de 'Pasapalabra'
El ciclo Música Solidaria en la Sala Moncayo incluye actuaciones de la mezzo-soprano Beatriz Gimeno, Coro Enarmonía, la soprano Marta Almajano con el pianista Juan Carlos Segura, Caranzalem, Orquesta de Cámara Tutti 2.0 y el Trío Ramales.
Además de para comprar el piano, Julio Escartín salió de Pasapalabra con el propósito de destinar el bote de más de 300.000 euros a realizar un curso de dirección de orquesta en Londres y cubrir económicamente las necesidades académicas de sus hijos, en las que se incluyen los estudios de Bellas Artes en Barcelona para una de sus hijas, un Erasmus en Dublín para otra y la grabación del disco de su hija mayor, que toca la flauta de pico y es componente de un dúo musical.