Da Vinci dispara un 20% las visitas a la Biblioteca Nacional

Christian Gálvez, en el Palacio de las Alhajas.Christian Gálvez, en el Palacio de las Alhajas.

La exposición 'Los rostros del genio', comisariada por Christian Gálvez, lleva al madrileño paseo de Recoletos a más de 27.000 curiosos.

La muestra Leonardo da Vinci: los rostros del genio de la Biblioteca Nacional (BNE), comisariada por la catedrática Elisa Ruiz y en la que también participa Christian Gálvez, ha disparado un 20% las visitas y un 33% el número de carnés en relación con las mismas fechas del año anterior, según datos facilitados por la institución.
Hasta el 23 de enero, el número de visitantes a la muestra de la BNE sobre el genio renacentista ascendía a 27.806 personas -cifra que se complementa con la otra exposición que hay en la actualidad en la Biblioteca, Lope y el teatro del Siglo de Oro, cerca de los 20.000 visitantes-.
La exposición de Da Vinci se inauguró el pasado 29 de noviembre y, desde entonces, la BNE ha recibido un total de 54.221 visitantes, un 20% más que en las mismas fechas del año anterior, con 44.835 personas.
Asimismo, en este periodo los carnés han aumentado un 33%, según la institución, quien además añade que desde el 1 de diciembre hasta el 24 de enero se han dado de alta 2.127 nuevos carnés.
La BNE recuerda que la exposición que estaba por las mismas fechas a finales de 2017 era la de Cartografía, que tuvo "mucho éxito". "Hacer la comparativa siempre es complicado porque depende del interés de las exposiciones. Por ejemplo, Cartografía, que fue la que estaba en (el paseo madrileño de) Recoletos el año pasado por estas fechas, fue una exposición de mucho éxito y de las más visitadas", han recordado.
Esta muestra se complementa con otra en el Palacio de las Alhajas, comisariada por Gálvez. A finales de noviembre de 2018, la asociación de historiadores de arte publicaba un comunicado en el que denunciaban el "intrusismo profesional" del presentador de Pasapalabra (Telecinco) y criticaban los contenidos de la exposición.
Incluso la comisaria de la exposición de la muestra en la Biblioteca Nacional, Elisa Ruiz, hizo público a través de un comunicado que pidió "no mantener ninguna relación" con Gálvez y llegó a presentar su dimisión.
Por su parte, el propio Gálvez aseguraba que "si en algún momento" la Biblioteca Nacional decidiera que no era "digno de estar ahí" con la muestra, se marcharía. "Recojo mis cosas y me voy, que no pasa nada", señalaba en declaraciones a Europa Press, tras recordar no obstante que había recibido el apoyo de la directora de la institución, Ana Santos.
La directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos, afirmaba estar estar "harta" de la polémica generada con la exposición y de que se "utilice" a la institución "para este tipo de polémicas". La BNE ya defendía que la muestra contaba con el "favor del "público" y apuntaba a finales de diciembre a un repunte de altas en los carnets.