Da Vinci arrastra visitas al resto de exposiciones de la Biblioteca Nacional

Christian Gálvez, comisario de 'Leonardo da Vinci: los rostros del genio', con 'La Gioconda'.Christian Gálvez, comisario de 'Leonardo da Vinci: los rostros del genio', con 'La Gioconda'.

"Soy comunicador y divulgador, no investigador", responde Christian Gálvez a los historiadores de arte que critican su papel como comisario en la muestra sobre Leonardo abierta en Madrid: "No pretendo sentar cátedra".

La directora de la Biblioteca Nacional de España (BNE), Ana Santos Aramburo, ha señalado que la institución ha detectado un aumento en el número de carnés y visitantes a otras exposiciones tras inaugurar la muestra Leonardo da Vinci: los rostros del genio, comisariada por la catedrática Elisa Ruiz en la BNE y por Christian Gálvez -acusado de "intrusismo profesional" por el Comité Español de Historia del Arte (CEHA)- en la parte del Palacio de las Alhajas.
Santos ha señalado que, desde su inauguración, el pasado 29 de noviembre, y hasta el 7 de diciembre, han pasado por esta exposición -que finaliza el 19 de mayo de 2019- un total de 5.539 personas "y esto está suponiendo un aumento de visitantes para el resto de las exposiciones".
En este sentido, ha señalado que la exposición Lope y el teatro del Siglo de Oro, inaugurada el pasado 28 de noviembre y que concluirá el 17 de marzo de 2019, ha registrado hasta la fecha un total de 5.260 visitantes.
En cuanto a la dedicada al mundo del cómic, que lleva por lema ¡Beatos, Mecachis y Percebes! (del 4 de octubre al 13 de enero de 2019), por el momento cuenta con 14.717 visitantes. "También estamos notando un incremento importante en el número de carnés que se están haciendo en la BNE", ha añadido la directora.
Por todo ello, ha mostrado su sorpresa por la "agitación innecesaria" provocada por el hecho de que Christian Gálvez sea el comisario de la exposición Leonardo da Vinci: los rostros del genio y ha insistido en que la institución tiene "un prestigio", por lo que esta "polémica" le ha "sorprendido mucho". "Las polémicas son estériles y hacen un daño gratuito a instituciones del prestigio de la BNE", ha zanjado.
En este punto, ha señalado que, el pasado 6 de diciembre, desde CEHA remitieron una carta, firmada por su presidente, en la que le felicitaban por la exposición recientemente inaugurada que "continúa la línea de otras de enorme interés para la cultura y fuentes artísticas que sin duda suponen un avance importante en la investigación así como en la transferencia del conocimiento para la ciudadanía en general".
"No entiendo que tres días después se lance este comunicado, del que me entero por los medios", ha asegurado Santos, que también ha revelado que historiadores del arte se han puesto en contacto con la institución para expresar su desconocimiento al respecto. "Ellos no saben de qué va, hay asociados que no se han enterado", ha indicado.
Christian Gálvez, por su parte, ha lamentado que "toda la vida" se le haya "llamado intruso". "Esto no es nuevo, me llevan llamando intruso toda la vida: cuando fui reportero (de Caiga quien caiga) era un intruso en el periodismo, cuando escribí mi primera novela (Sin-vergüenzas por el mundo, en 2010) también fui un intruso en la literatura, incluso cuando no tenía trabajo en televisión fui un intruso como vendedor en una tienda de juguetes. Respeto la opinión de todo el mundo, pero no la comparto", ha señalado el presentador de Pasapalabra (Telecinco).
Gálvez ha señalado que "al final, se trata de una crítica a que una figura mediática haga promoción de la cultura". "Pero es que yo me dedico a eso, soy comunicador y divulgador, no investigador de arte. No pretendo sentar cátedra sobre nada, habrá gente que quiera pagar la entrada y habrá gente que no y ya está, no hay más", ha añadido.
Respecto a la "falta de rigor científico" que denuncian desde CEHA, el comisario ha reiterado que la muestra es "una iniciativa privada planteada desde un punto de vista intelectual": la democratización de la figura de Leonardo. "No se trata de tener un objetivo científico, la suerte que tengo es la de poder hacer de puente entre cultura y la gente", ha matizado.
No obstante, sí ha recordado que la muestra cuenta con el asesoramiento y el respaldo de catedráticos, empezando por la comisaria de la muestra en la Biblioteca Nacional, Elisa Ruiz. Asimismo, defiende su propia formación en este campo, tras estudiar varios cursos en la Universidad Europea Miguel de Cervantes.
"Tampoco cuenta la autoformación que tengo sobre Leonardo desde noviembre de 2009, qué le vamos a hacer. ¿Es poca formación? Pues lo siento. Pero que quede claro que en esta exposición sí hay rigor científico, lo que pasa es que no se están criticando los contenidos", ha destacado.
En cualquier caso, Gálvez ha celebrado las distintas muestras de apoyo recibidas en estos últimos días. "He vivido en redes sociales actos de generosidad brutales, desde compañeros de profesión hasta profesores de historia del arte, catedráticos o estudiantes. Eso es lo que me vale", ha añadido.
"Cuando se trata de democratizar la figura de Leonardo y se intenta el conocimiento de las personas, parece que provoca debate. Pues si la crítica destructiva hace que todos los medios de comunicación hablen de arte, bienvenida sea", ha concluido.