'Little big show’', el programa "más difícil y bonito" de Carlos Sobera

Telecinco estrena el viernes 29 de diciembre a las 22.00 el espectáculo protagonizado por niños con tanto talento como desparpajo, que adapta el formato que Ellen DeGeneres produce con éxito de público para la estadounidense NBC.

Llega a Telecinco uno de los formatos con mayor aceptación en todo el mundo. El viernes 29 de diciembre, a partir de las 22.00, la cadena de Mediaset España estrena Little big show, un programa espectáculo en el que Carlos Sobera muestra con mucho humor el talento y desparpajo de niños que expondrán sus sorprendentes destrezas sobre el escenario sin la presión de ganar o ser evaluados. Además de ejercer como maestro de ceremonias, Sobera será también protagonista del programa, convirtiéndose en  cómplice de los participantes y haciendo aflorar su espontaneidad y su faceta más divertida mientras charla con ellos y les hace preguntas.
Carlos Sobera, presentador de 'Little big show'.
Producido por la cadena en colaboración con Warner Bros ITVP España, Little big show es la adaptación española de Little big shots, espacio producido en Estados Unidos por Ellen DeGeneres y emitido con más de 15 millones de espectadores en su primera temporada en la cadena NBC.
Alemania, Reino Unido, México, Italia, Bélgica, Colombia Holanda, Filipinas, Australia, Francia, Brasil, Grecia, China, Vietnam, Ucrania, Indonesia y Tailandia también han emitido adaptaciones de este show, que se ha convertido en el más exitoso del mundo en 2016.
Carlos Sobera y dos participantes de 'Little big show'.
Acróbatas, virtuosos del violín y de la guitarra, maestros de la batería, genios en artes, ciencias o matemáticas, gimnastas, bailarines o expertos en juguetes infantiles: así serán algunos de los niños protagonistas de Little big show, que demostrarán sobre el escenario que el talento y el encanto no tienen edad y que las situaciones más hilarantes, divertidas e inesperadas pueden darse cuando un presentador de éxito y larga carrera profesional como Carlos Sobera se gana su confianza a través del humor.
Carlos Sobera y una pareja de participantes en 'Little big show'.
Para Carlos Sobera, "Little big show es un programa diferente. No es un talent-show al uso porque no hay competición y porque más allá de los talentos particulares de los niños, que son extraordinarios, lo más importante para mí es la oportunidad que se nos da de establecer un diálogo de tú a tú, como iguales, para que los niños se expresen en toda su amplitud".
¿Qué ocurre cuando un niño extravía su juguete en un sofá gigante con un desconocido a su lado? ¿Cómo reacciona un pequeño con una pistola de agua en la mano cuando está relajado y a gusto charlando de lo que verdaderamente le interesa? A estas y otras situaciones se enfrentará Carlos Sobera en un programa en el que los niños se sentirán libres de correr por el escenario, desatender al presentador, jugar durante la entrevista o incluso marcharse si así les surge.
Carlos Sobera y una de las niñas participantes de 'Little big show'.
"He aprendido que los niños, dentro de su mundo infantil, tienen una extraordinaria visión de las cosas, gracias a su naturalidad y su sencillez. Me ha sorprendido la madurez que tenían delante de un presentador al que no conocían, delante del público y de las cámaras de televisión. Han sido los grandes dominadores de la situación y se han expresado libremente, con mucha cordura y sentido común, diciendo verdades como puños, sin tapujos y sin prejuicios. Los niños hablan de las cosas más mundanas de la forma más natural que existe y eso a veces se echa de menos en las entrevistas con adultos", explica Sobera.
'Little big show'.
Un sofá gigante sobre un escenario inspirado en los grandes teatros neoyorquinos servirá de punto de encuentro entre Carlos Sobera y los pequeños invitados, un lugar perfecto para que den rienda suelta a su naturalidad y espontaneidad en una conversación relajada y llena de humor.
Tras una inesperada sorpresa que hará girar el escenario 180 grados, los niños tendrán la oportunidad de demostrar su habilidad como lo que son: grandes estrellas en potencia.
Carlos Sobera y uno de los bailarines participantes en 'Little big show'.
Después de más de 25 años ante las cámaras, presentando concursos, como actor o convirtiéndose en el maitre del restaurante de First dates (Cuatro), Carlos Sobera conducirá por primera vez un programa en el que los protagonistas serán niños: "Ha sido el programa más difícil y más bonito de toda mi carrera", asegura el presentador.
Carlos Sobera, presentador de 'Little big show'.
En este nuevo registro, Sobera saca su lado más desvergonzado y divertido ante un grupo de niños que le sorprenden desde el primer momento. La personalidad, la fuerza y el encanto de los más pequeños le descolocarán en más de una ocasión y a menudo será víctima de sus juegos y travesuras.
Durante la charla, Carlos Sobera tratará de averiguar las aficiones de cada uno, sus sueños y sus opiniones poniéndose absolutamente a su nivel, lo que en ocasiones también tendrá consecuencias para él: terminar siendo él el entrevistado, verse repentinamente empapado de agua y tener que escuchar que está entrado en años y que no es tan atractivo como dicen serán algunas de ellas.
Carlos Sobera, presentador de 'Little big show'.
Algunos de los primeros protagonistas de Little big show serán un entendido en el arte de Miguel Ángel que lo sabe prácticamente todo sobre el artista del Renacimiento; un guitarrista inglés y su pequeña intérprete, que no sólo traducirá a Carlos Sobera sino que también lo imitará hasta las últimas consecuencias; dos hermanos expertos en silbo gomero que intentarán enseñar a Carlos las técnicas de esta forma de comunicación natural de la isla de La Gomera (Canarias); y un motorista de tan sólo cuatro años que, a pesar de su enorme timidez, sacará su faceta más pícara jugando con el presentador.
Carlos Sobera lo recuerda de esta manera: "Una de las mejores entrevistas se la hice a un niño que montaba en moto y que en todo el tiempo sólo me dijo dos palabras, pero aunque apenas hablamos, iniciamos un juego de tú a tú a través del cual expresó toda la creatividad que llevaba dentro. Esta es la esencia de Little big show: mostrar cómo un adulto y un niño pueden llegar a un punto de comunicación que no parece posible cuando ambos son tan distintos, tanto en edad como en circunstancias".
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.