Carlos Sobera, el gran sultán del amor en 'First dates Moonlight club'

El programa de citas de Cuatro viaja a Oriente Medio en la semana del 26 de noviembre (21.30) para crear una atmósfera mágica en la que los solteros puedan disfrutar de un romance de lo más exótico.

First dates abraza su lado más exótico convirtiéndose durante una semana en Moonlight club, un lugar mágico donde los solteros podrán disfrutar de una fiesta repleta de nuevas sensaciones. A partir del lunes 26 de noviembre (21.30), y durante toda la semana, el restaurante más romántico de la televisión se imbuye en Cuatro del espíritu de Las mil y una noches sumergiendo a sus parejas en un ambiente de cuento donde degustar delicias de la gastronomía árabe. Además, la terraza se transformará en un auténtico hamman para sumergir a los solteros en un baño de auténtico placer y el reservado dará paso a una zona de masajes lista para liberar tensiones y dejarse llevar por los sentidos.
Los solteros despliegan sus artes en 'First dates moonlight club'.
Cita en un 'hamman' en 'First dates moonlight club'.
Vestuarios típicos arábigos en 'First dates moonlight club'.
Bailarina oriental, en 'First dates moonlight club'.
Este viaje al Oriente Medio cambiará también al staff del restaurante, que terminará seducido por la seda, los colores y las telas más típicas de los estilismos arábigos. Mediante una cabecera especial para la ocasión, Carlos Sobera pasará a convertirse en el gran sultán del amor; Lidia se transformará en la consejera Sherezade; Yulia, Marisa y Cristina serán las bellas princesas del reino; y Matías dará paso a su alter ego Aladino Barman. Y como Aladino no se entiende sin su lámpara, Matías también tendrá la suya propia, para que los solteros la froten y pidan sus deseos más íntimos.
Yulia con los solteros, en 'First dates moonlight club'.
Una faquir, en 'First dates moonlight club'.
Carlos Sobera, Sultán del amor, con uno de los solteros de 'First dates moonlight club'.
Entre la lista de reservas, First dates contará con faquires, lanzadores de cuchillos y bailarines orientales que desplegarán sus artes para conquistar a sus citas. Parejas como la de Ana y Jaime, cuyo encuentro comenzará con un relajante masaje que a él le costará olvidar. O la de Víctor y Purificación, rodeada de curiosas costumbres como la de llevar un turbante. Luis tampoco pasará desapercibido debido a su barba teñida de azul. Las danzas orientales también estarán muy presentes con más de una enamorada de este baile, como la joven Ana, de origen austríaco, o Nailah, profesora y bailarina de esta disciplina. Además, directamente al hamman entrarán solteros como Luisa y Leonel o como José Manuel y Gregorio, que esperan que el efecto del agua les traiga un amor apasionado con un comienzo divertido, distinto y muy poco convencional.