Una sintecho en 'Barrio Sésamo'

Barrio SésamoLily y Elmo, personajes de 'Barrio Sésamo'.

Tras protagonizar en 2011 unas tramas sobre la falta de alimentos, Lily vuelve a la serie infantil de marionetas para que su amigo Elmo le ayude "a mitigar el impacto del trauma y el estigma que resulta de la falta de vivienda".

Barrio Sésamo sigue abriendo nuevos caminos de inclusión. Esta vez con una historia protagonizada por Lily, una marioneta presentada en 2011, que no tiene un lugar donde vivir. La niña de siete años, de color magenta, aparece en una serie de episodios en los que cuenta a su amigo Elmo su experiencia y la de su familia sin hogar.
"Mis padres y yo no tenemos un lugar donde quedarnos desde hace un tiempo", le dice Lily a Elmo en el episodio titulado A rainbow kind of day. La historia de Lily es parte de una nueva iniciativa para "ofrecer ayuda y esperanza a la creciente cantidad de niños en los Estados Unidos que están viviendo sin hogar". En un segundo episodio, Ribbons of hope, Lily le cuenta a Elmo que sus padres por fin han encontrado un apartamento.
La historia comprende una serie de vídeos, libros de cuentos y actividades interactivas dirigidas a las familias con niños de entre 2 y 6 años, así como a los profesores, trabajadores sociales y proveedores de atención médica que los atienden.
Lily está pensada para "ayudar a mitigar el impacto del trauma y el estigma que resulta de la falta de vivienda". Cuando se introdujo el personaje en 2011, ella y su familia estaban luchando contra el hambre. Esta última trama es indicativa de un "ciclo de trauma" que incluye pobreza y la violencia doméstica, dice Sherrie Westin, presidenta de Global Impact and Philanthropy en Sesame Workshop, en declaraciones a Deadline.
Para disminuir el estigma que rodea a la falta de vivienda, el personaje de Lily se presenta con fuerza y optimismo y cuenta con el apoyo de su amigo Elmo. "Juntos, lo conseguimos" es el eslogan de los amigos.