'Kara sevda', primera telenovela turca con un Emmy, llega a Divinity

El reparto de la serie turca 'Kara sevda (Amor eterno)', de Divinity.El reparto de la serie turca 'Kara sevda (Amor eterno)', de Divinity.

El canal femenino de Mediaset España suma a su 'slot' 'Te como a series' la ficción protagonizada por Burak Özçivit y Neslihan Atagül, que interpretan a dos jóvenes de mundos opuestos de Estambul que se enamoran irremediablemente.

Dos mundos separados, tan cercanos entre sí, se encuentran en una zona costera de Estambul. ¿Qué pasa cuando dos jóvenes de estos mundos opuestos se enamoran irremediablemente? Este es el eje argumental principal de Kara sevda (Amor eterno), aclamada serie de producción turca que Divinity estrenará próximamente en abierto dentro del sello temático Te como a series. El slot de ficción del canal femenino acogió el lunes 28 de agosto la transformación de la protagonista de Yo soy Bea, entrega que cosechó un destacado 2,8% de share y 391.000 espectadores.
En la 45ª edición del prestigioso certamen de los International Emmy Awards, Kara sevda (Amor eterno) consiguió un hito histórico que ha marcado un antes y un después en la industria televisiva turca: alzarse como la primera producción rodada en Turquía premiada con el Emmy a la mejor telenovela en 2017. Además, la serie acaparó el Premio Especial del Jurado en los Seoul International Drama Awards en 2016. 
'Kara Sevda (Amor eterno)'.
Dos de los actores más cotizados del Medio Oriente, Burak Özçivit (intérprete de Küçük Sirlar, la adaptación turca de la serie Gossip girl) y Neslihan Atagül (Fatih Harbiye) encarnan junto a Kaan Urgancıoğlu (Jack Ryan) al trío protagonista de esta serie producida por Ay Yapim y estrenada en Turquía por la cadena Star TV.
Emitida en más de 60 países, Kara sevda (Amor eterno) narra la historia de Kemal (Burak Özçivit), hijo de una familia de clase media enamorado de Nihan (Neslihan Atagül), miembro de una saga opulenta y estudiante de último año de universidad. Entre ambos surge el amor y a pesar de los obstáculos por la diferencia de clases, la pareja se las ingenia para poder estar juntos. Sin embargo, las vicisitudes surgen cuando Kemal debe mudarse para trabajar en una mina y Nihan es obligada a casarse con Emir (Kaan Urgancıoğlu). Durante cinco años, Kemal se vuelca en el trabajo y se aísla de todo, hasta que un accidente en la mina obliga al joven a regresar a Estambul para afrontar su pasado.