Las televisiones autonómicas acusan a Hacienda de "poner en riesgo su viabilidad"

Sede de EiTB en Bilbao.Sede de EiTB en Bilbao.

Al cumplirse 35 años del comienzo de sus emisiones, las cadenas públicas asociadas en la FORTA reclaman para 2018 que no se reduzca su espectro en el segundo dividendo digital y que se les permita la deducción del IVA.

El domingo 31 de diciembre se cumplieron 35 años desde el inicio de las emisiones de la primera cadena de radio y televisión pública autonómica, la vasca EiTB.
Un portavoz de la Federación de organismos de radio y televisión autonómicos (FORTA) pide para 2018 no reducir su capacidad en el espectro radioeléctrico. "Esperamos que 2018 sea un año que sirva para recordar el importantísimo papel de servicio público que los entes autonómicos vienen realizando desde hace 35 años como parte del panorama mediático de una democracia avanzada como la española", destaca.
En este sentido, recalca que durante el próximo ejercicio el Gobierno comenzará la planificación para la migración de frecuencias para el segundo dividendo digital, que supone liberar el espacio que ahora ocupa la TDT para desplegar el 5G.
"Nuestro deseo es que las televisiones públicas autonómicas mantengan la misma capacidad y no vean reducido su espectro como ocurrió con el primer dividendo", señala la FORTA, que aglutina a las televisiones y radios públicas autonómicas de Canarias, Castilla-La Mancha, Murcia, Aragón, Asturias, Baleares, Andalucía, Cataluña, Madrid, Galicia, Euskadi.
Por otro lado, considera necesario seguir reclamando un marco de financiación de los servicios audiovisuales públicos estable a largo plazo que asegure la calidad y la sostenibilidad de un servicio de máximo interés general para muchos ciudadanos y regiones.
"Será importante seguir buscando vías de acuerdo con la Agencia Tributaria para encontrar una solución a la interpretación impositiva que se está haciendo de las aportaciones financieras de las Administraciones Públicas, y que viene a limitar la deducibilidad del IVA soportado por los distintos entes, algo que podría poner en riesgo la calidad del servicio público de radio y televisión autonómica, e incluso su viabilidad", añaden.
En relación con el ejercicio 2017, la Federación afirma que, en el panorama actual televisivo, con una mayor oferta y una creciente fragmentación de audiencias, los servicios públicos de radio y televisión autonómicos han mantenido una "evolución positiva" y "avanzan en la modernización de su modelo" para seguir cumpliendo con el cometido que tienen asignado como servicio de interés público.
"En 2017 en un contexto general de retroceso de las audiencias en las grandes cadenas nacionales, las televisiones asociadas a la FORTA lograron mantenerse y mejorar ligeramente sus niveles de audiencia media hasta el 7,5% (de enero a diciembre), un 2,7% más que en el mismo período el año pasado", subraya.
Asimismo, apuntan que 2017 también ha sido "el año del despegue de muchas iniciativas de difusión a través de Internet" y agregan que las televisiones autonómicas "están evolucionando", con cambios en la estructura y el diseño de contenidos y explorando modos de difusión acordes con los nuevos hábitos de los espectadores y oyentes, que ahora son también internautas.
"Informativos, por ejemplo, realizados específicamente para su emisión en Facebook; formatos ágiles y adaptados a los usuarios que permiten hacer llegar más y mejor información local y regional en cualquier momento sin las limitaciones de tiempo de los informativos tradicionales. De todo esto veremos mucho más en 2018", aventura.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.