Los toros costaron a RTVE 1,1 millones de euros en 2015

Corrida de toros de la Feria de Valladolid. Septiembre de 2012mediaset.es

.

El coste de la producción y la emisión de los programas Tendido cero (La 2) y Clarín (RNE) ascendió a 1.061.652,1 euros en el ejercicio 2015, según ha informado el presidente de la Corporación RTVE, José Antonio Sánchez.
En una respuesta parlamentaria a la pregunta formulada por la senadora del Grupo Parlamentario Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea María Vanessa Angustia Gómez, el presidente de la Corporación pública ha detallado que "desde el 2010 se han retransmitido en TVE un total de cinco corridas de toros, cuatro en La 1 y una en La 2", y ha añadido que "la emisión de toros en los canales de TVE tan solo representa un 0,1% del total de la emisión del canal".
"Por tanto, la dedicación a los toros en la programación de TVE es residual", ha defendido José Antonio Sánchez en la respuesta parlamentaria, donde concreta que en 2015 el programa Tendido cero requirió 43.236,44 euros procedentes de recursos externos, y otros 1.010.076,66 euros de recursos internos; mientras que Clarín, un total de 8.339 euros.
Asimismo, el presidente de RTVE adjunta una tabla de registros de audiencia de las cinco corridas de toros emitidas desde 2010. La emisión de mayor audiencia fue la emitida desde Valladolid, en septiembre de 2012, cosechando un 12,7% de cuota de pantalla, mientras que la de Mérida tuvo la menor cuota, en septiembre de 2013, con un 5,4% de cuota de pantalla.
Sobre los programas, la cuota de Tendido cero ha sido de un 2,1% (201.000 espectadores) en 2015, y del espacio radiofónico Clarín, 54.000 oyentes.
La senadora Vanessa Angustia, miembro de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA), registró esta pregunta ante la iniciativa ciudadana en la plataforma Change.org que reclama la supresión del programa Tendido cero de TVE por promoción de la tauromaquia y apología de la crueldad hacia los animales.
Para APDDA, las audiencias "no justifican seguir manteniendo un espectáculo de maltrato animal en los medios de comunicación públicos, que costaron a las arcas, en 2015, más de 1.061.000 euros".