Podemos y C's acusan a PP y PSOE de maniobrar para renovar RTVE "en los pasillos"

El 'Pirulí', en la sede de RTVE en Torrespaña.El 'Pirulí', en la sede de RTVE en Torrespaña.

A solo 17 días de que acabe el plazo para establecer las condiciones del concurso público que cambiará la cúpula de la radiotelevisión pública estatal, Congreso y Senado constituyen un grupo de trabajo que como primera medida busca un resquicio legal que permita 'parar el reloj'.

Unidos Podemos y Ciudadanos han acusado el jueves 14 de diciembre a PP y PSOE de frenar los trabajos para diseñar el concurso público de renovación del Consejo de RTVE con el objetivo de agotar el plazo dado por la ley, que termina el próximo 31 de diciembre, y regresar al sistema anterior que permite, aseguran, elegir a los miembros de este órgano a dedo.
Según el texto aprobado el pasado mes de septiembre, la renovación a la cúpula de la radiotelevisión pública se debe llevar a cabo a través de un concurso público cuya normativa deberá estar aprobada antes de tres meses. Si este plazo no se cumpliera, dice un apartado del mismo artículo de la norma, inmediatamente se regresaría al sistema de elección anterior que habilita a los partidos para proponer directamente a los candidatos.
A sólo 17 días de acabar el plazo, se ha constituido un grupo de trabajo mixto de Congreso y Senado para redactar la normativa del concurso. El retraso en convocar esta comisión es interpretado por los portavoces de Unidos Podemos y Ciudadanos, Noelia Vera y Guillermo Díaz, respectivamente, como una falta de interés por parte de PP y PSOE, acostumbrados, según han señalado, a elegir a los miembros del Consejo de RTVE "en los pasillos, en los despachos y en petit comité".
Ambos diputados se quejan de que los "viejos partidos" han asegurado que tenían "las agendas muy ocupadas" y que ya no veían hueco para poder reunirse antes del 31 de diciembre y empezar a redactar la normativa del concurso. Morados y naranjas se han postulado para trabajar "los días que hagan falta", incluyendo 25 y 31 de diciembre. "No tenemos nada más importante que hacer", ha señalado el portavoz de Ciudadanos.
Noelia Vera ha recordado que la "esencia" de reformar esta ley era "introducir el concurso público", un sistema que, para su formación, es la única forma de garantizar "que haya una RTVE de verdad". "Los partidos nuevos creemos en la regeneración democrática, frente a una visión bipartidista que lo que quiere es seguir poniendo y quitando a la gente de los consejos de administración como buenamente quiere", ha criticado.
Por su parte, Díaz ha calificado la sesión de este grupo de trabajo como "una escenificación" y ha mostrado su temor a que "no haya intención de aprobar una norma que garantice el concurso público". "Es un enfrentamiento entre lo viejo y lo nuevo", ha insistido el portavoz de Ciudadanos que, además, ha explicado que ellos han presentado una propuesta de normativa que ha sido rechazada por los partidos "menos jóvenes".
"Curiosamente, a los partidos más jóvenes sí les gustó nuestra propuesta y los menos jóvenes nos han dicho que no les gusta, pero no nos han dicho por qué", ha declarado ante los medios. A su juicio, han estado "dándole una patada a la lata para encontrar una situación propicia para decir que no da tiempo".
Ante esta situación, el grupo de trabajo ha pedido en su primera sesión un informe a la letrada para que analice la situación. Se busca encontrar un resquicio legal que permita parar el reloj y que, una vez iniciados los trabajos, este plazo se paralice y no se dependa de tener lista la normativa antes de final de año.
Mientras que el PP ha declinado hacer declaraciones, el portavoz socialista en la Comisión de RTVE, José Miguel Camacho, ha asegurado ante los medios que el PSOE sí está dispuesto a trabajar las semanas de Navidad y que le gustaría que los trabajos de este grupo "vayan hacia adelante", aunque también ha recalcado que "los plazos son los que son".
Preguntado por la posibilidad de que el PP esté intentando retrasar la renovación, Camacho ha recordado que el partido liderado por Mariano Rajoy ya no tiene mayoría, por lo que "tendrán que entrar, le guste o no". "No es cuestión de gustos, sino de mayorías, y si somos capaces entre todos de llegar a ese acuerdo lo tendremos que asumir todos", ha concluido.
El grupo de trabajo que debe redactar la resolución del concurso está formado por cuatro miembros de la Mesa del Congreso, tres de la del Senado y un representante de cada uno de los grupos parlamentarios de las Cortes Generales.