El Tribunal de Cuentas culpa a Nacho Villa de perdonar 90.000 euros a una constructora

Nacho Villa fue director de Radio Televisión Castilla-La Mancha durante la presidencia de María Dolores  de Cospedal.Nacho Villa fue director de Radio Televisión Castilla-La Mancha durante la presidencia de María Dolores de Cospedal.

Denuncia del actual secretario general de Castilla-La Mancha Televisión, Francisco Medel Cárceles, contra el director general de la autonómica durante el Gobierno de María Dolores de Cospedal y el exdirector financiero Ramón Villaverde a cuenta de los retrasos en una reforma.

La Unidad de Actuaciones Previas a la exigencia jurisdiccional de responsabilidades contables del Tribunal de Cuentas considera al director general de Radio Televisión Castilla-La Mancha durante el Gobierno de María Dolores de Cospedal, Nacho Villa, y al exdirector financiero y de recursos del ente público Ramón Villaverde "responsables directos" de no haber deducido de la factura final presentada por la empresa Viales y Obras Públicas un importe cercano a los 90.000 euros por unos trabajos de reforma efectuados en la sede conquense de la radio televisión autonómica.
Según el acta de liquidación de este organismo, estos hechos son calificados provisionalmente como presuntamente irregulares, ya que no efectuaron esa retención en concepto de penalización.
El presunto alcance se establece de manera previa y provisional en 89.184 euros, a los que hay que sumar los correspondientes intereses legales, hasta llegar a los 105.038 euros. La instructora del caso llega a hablar de "negligencia" en las actuaciones, ya que ordenaron el pago de la factura total aunque se estaban tramitando acciones judiciales, algo que "no tiene sentido".
Esta actuación se inicia en virtud de una denuncia del actual secretario general del ente público, Francisco Medel Cárceles, presentada en noviembre de 2016 y en la que puso en conocimiento de la Fiscalía estos hechos, detallando que el retraso en la finalización de las obras se tasó en 48 días, a razón de 1.858 euros por día de retraso.