La Casa Blanca veta al periodista de CNN que se enfrentó a Trump

El periodista de la CNN, Jim Acosta, la trabajadora de la Casa Blanca encargada de quitarle el micrófono y Donald Trump, presidente de Estados Unidos.El periodista de la CNN, Jim Acosta, la trabajadora de la Casa Blanca encargada de quitarle el micrófono y Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

La portavoz Sarah Sanders asegura que el reportero Jim Acosta tocó de manera inapropiada a la becaria que intentó quitarle el micrófono siguiendo una orden del presidente de Estados Unidos.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha informado de que ha vetado la entrada al periodista de la cadena de televisión estadounidense CNN Jim Acosta, quien ha protagonizado un enfrentamiento verbal con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el marco de una rueda de prensa.
"Como resultado del incidente de hoy, la Casa Blanca ha suspendido la entrada al reportero involucrado hasta nuevo aviso", ha señalado Sanders a través de su cuenta en la red social Twitter.
Tras un choque entre Acosta y Trump, el periodista ha intentado formular una última pregunta sobre la investigación por la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, que catapultaron a Trump a la Casa Blanca, pero no ha podido. "Ya está bien (...) Quitadle el micro", ha sentenciado Trump. Ante las directrices del mandatario, una trabajadora de la Casa Blanca finalmente ha retirado el micrófono del reportero de la CNN.
Por su parte, Sanders ha manifestado que el mandatario defiende la prensa libre y que está dispuesto a contestar "preguntas difíciles hacia sobre él y su Administración".
Sin embargo, ha añadido: "Nunca toleraremos que un reportero ponga sus manos sobre una mujer joven que está tratando de hacer su trabajo como becaria de la Casa Blanca", algo a lo que el reportero ha contestado diciendo: "Esto es una mentira".
"Esta conducta es absolutamente inaceptable. También es completamente irrespetuoso para los compañeros del periodista por no darles la oportunidad de hacer una pregunta", ha añadido la portavoz.
El propio Acosta ha publicado un vídeo en su cuenta de la red social Twitter, en el que mostraba cómo un agente del Servicio Secreto de Estados Unidos le niega la entrada a la Casa Blanca y le pide que le devuelva la credencial.
La CNN ha afirmado que el veto de entrada a su reportero se ha hecho "en represalia a sus desafiantes preguntas en la rueda de prensa" y ha recalcado que Sanders ha mentido. "Ha realizao acusaciones falsas y citado un incidente que nunca sucedió", ha señalado la cadena en un comunicado.
"Esta decisión sin precedentes es una amenaza para nuestra democracia y el país merece algo mejor", ha manifestado CNN, añadiendo que apoya totalmente a Acosta.
La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca (WHCA) ha denunciado que la decisión del Gobierno estadounidense de retirar la acreditación al periodista de CNN es "inaceptable", al tiempo que ha exigido que se le devuelva la credencial por considerar que solo cumplió con su trabajo.
"La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca se opone firmemente a la decisión de la Administración Trump de usar las credenciales del Servicio Secreto como una herramienta para castigar a un periodista con el que tiene una relación difícil", ha afirmado la WHCA en un comunicado.
"Revocar su acceso a la Casa Blanca es una decisión fuera de lugar frente a la supuesta ofensa y es inaceptable", ha señalado la organización, que agrupa a los periodistas acreditados para informar desde la sede presidencial estadounidense.
La WHCA ha mostrado su apoyo al comportamiento de Acosta en la rueda de prensa y ha subrayado que tiene derecho a preguntar con el tono y la frecuencia que crea oportuno. "Los periodistas pueden usar diferentes enfoques para hacer su trabajo y la WHCA no controla el tono y la frecuencia con la que preguntan los periodistas a altos cargos del Gobierno, incluido el presidente. Estas interacciones, aunque puedan parecer incómodas, ayudan a definir la fortaleza de nuestras instituciones nacionales", ha explicado.
La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca ha reclamado a la Casa Blanca la decisión de revocar la acreditación de Acosta, que ha considerado como una medida "débil" y "equivocada". "Animamos a los que tengan dudas de que esta reacción es desproporcionada frente a la pretendida ofensa a que vean el vídeo con los hechos", ha concluido.
Por su parte, la organización Comité para la Libertad de la Prensa ha exigido la devolución de la acreditación para Acosta y ha respaldado el comportamiento del reportero de la CNN cuando preguntaba a Trump. "Esto es claramente un castigo sin precedentes e inapropiado por parte de la Administación de Trump por lo que percibe como una cobertura injusta por parte del periodista y la falsa descripción de los hechos por parte de la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, es insultante no solo para los periodistas del país, sino para el pueblo", ha afirmado. 
"Emplazamos a la Casa Blanca a reconsiderar esta extralimitación del poder y a restablecer de inmediato la acreditación de Acosta", ha concluido la organización de periodistas.
En el marco de la rueda de prensa que ha ofrecido desde la Casa Blanca para valorar el resultado de las midterms, Donald Trump ha protagonizado varios choques con periodistas además de Acosta.
El primer enfrentamiento verbal ha sido con el periodista de CNN, con quien ya ha tenido problemas en el pasado en el marco de su campaña contra las llamadas "noticias falsas".
Acosta le ha preguntado si cree que ha demonizado a los migrantes de la caravana centroamericana. "No, quiero que vengan al país, pero tienen que venir de forma legal (...) Necesitamos gente", ha contestado Trump interrumpiendo el planteamiento del periodista.
El reportero de CNN ha insistido, recordando al magnate neoyorquino que ha hecho campaña por el Partido Republicano usando imágenes de migrantes escalando muros. "Y eso verdad", ha espetado Trump. "¿O acaso cree que eran actores? No han venido de Hollywood", ha ironizado.
Acosta ha contraatacado enfatizando que "están a cientos de millas de distancia" de la frontera estadounidense. "Esto no es una invasión", ha sostenido. "Francamente, deberías dejarme gobernar el país. Tú diriges CNN y, si lo hicieras bien, tu audiencia sería mucho mayor", ha contestado Trump.
Entonces, el periodista ha intentado formular una última pregunta sobre la investigación por la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, que llevaron a Trump a la Casa Blanca, pero no ha podido. "Ya está bien (...) Quitadle el micro", ha sentenciado Trump.
Ante la insistencia de Acosta, el mandatario norteamericano le ha reprochado su comportamiento: "En CNN deberían estar avergonzados de que trabajes para ellos. Eres un maleducado, una persona terrible. No deberías trabajar en CNN. Vete".
A continuación, ha dado la palabra a otro periodista. "En defensa de Jim, he viajado con él, le he visto (trabajar), es un reportero diligente...", ha dicho Peter Alexander, de NBC. "Tampoco es que sea un fan tuyo. Para ser francos, no eres el mejor. Siéntate, por favor", ha reaccionado Trump.
En otro incidente, la periodista afroamericana Yamiche Alcindor, de la televisión pública PBS, le ha preguntado si el Partido Republicano apoya a los supremacistas blancos. "No lo creo", ha declarado y, cuando ella le ha pedido que desarrollara su respuesta, ha contestado que ha obtenido "los mejores resultados electorales" entre los votantes afroamericanos. "Esa es una pregunta racista", ha zanjado.