Netflix, HBO y Amazon, obligadas a que el 30% de sus contenidos sean europeos

Ana Fernández (Carlota), Nadia de Santiago (Marga), Blanca Suárez (Lidia) y Maggie Civantos (Ángeles), en la tercera temporada de la serie de Netflix 'Las chicas del cable'.Ana Fernández (Carlota), Nadia de Santiago (Marga), Blanca Suárez (Lidia) y Maggie Civantos (Ángeles), en la tercera temporada de la serie de Netflix 'Las chicas del cable'.

La Unión Europea prevé tener listas en diciembre de 2018 las normas sobre producciones audiovisuales continentales a las que deberán someterse las plataformas de pago por visionado en Internet.

Las nuevas normas comunitarias de servicios audiovisuales que obligarán a plataformas de pago por visionado en Internet, como Netflix, HBO o Amazon, a reservar una cuota mínima del 30% a contenidos europeos dentro de su catálogo tienen previsto ser aprobadas el próximo mes de diciembre.
Así lo ha dado a conocer el jefe del departamento de la Comisión Europea que regula las redes de comunicaciones, el contenido y la tecnología, Roberto Viola. "Solo necesitamos la votación final, pero es una mera formalidad", ha declarado Viola a Variety en el Festival de Cine de Venecia.
Las nuevas normas también contemplan que los países puedan exigir a las plataformas que contribuyan financieramente al desarrollo de producciones audiovisuales europeas, ya sea invirtiendo directamente en contenido, o contribuyendo a fondos nacionales. Estas aportaciones deberán ser proporcionales a los ingresos que recaudan en el país en el que se exija la tasa.
Según ha explicado Roberto Viola, a partir de diciembre, los 28 Estados miembros de la Unión Europea tendrían 20 meses para aplicar estas nuevas normas, y los países "podrían optar por elevar la cuota del 30% mínimo, al 40%". Además, los distintos países podrán añadir una subcuota de contenido nacional.
Roberto Viola ha afirmado que Netflix no está tan lejos de tener una cuota del 30% de contenido europeo en su plataforma, y ha añadido que, en octubre, la UE publicará cifras que muestran el porcentaje de obras europeas ya presentes en las distintas plataformas de transmisión. "No tiene un valor legal, pero ayudará a los reguladores nacionales a aplicar las reglas", ha zanjado.