Planeta vende la editorial Editis a Vivendi por 900 millones

Fernando Delgado, Alberto Blecua, Carmen Posadas, Josep Creuheras, Rosa Regàs, Pere Gimferrer, Juan Eslava Galán y Belén López, jurado del Premio Planeta de novela.Fernando Delgado, Alberto Blecua, Carmen Posadas, Rosa Regàs, Pere Gimferrer, Juan Eslava Galán y Belén López, jurado del Premio Planeta de novela 2018, junto al presidente de Planeta, José Creuheras.

El presidente de Atresmedia, José Creuheras, asegura que condiciones como la "inseguridad jurídica" que hace un año llevaron a cambiar la sede social de la compañía de Barcelona a Madrid "no han cambiado".

El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, ha afirmado que ya está cerrada la venta a Vivendi del grupo Editis -segundo mayor grupo editorial de Francia- en una operación que ronda los 900 millones de euros.
El también presidente de Atresmedia prevé que los resultados del grupo para este año sean similares a 2017 aunque ha insistido en que depende de la fecha de implementación de la venta de Editis (como las autorizaciones preceptivas de la UE), pero que espera que sea este año.
Ha explicado que la venta de Editis es una operación estratégica y para fortalecer al grupo, aunque ha añadido que eso también implica "amortizar deuda".
Amortizar deuda ha sido también la razón por la que este año se ha vendido al Banco Sabadell la sede central de la editorial, en la avenida Diagonal de Barcelona. Creuheras ha explicado que el grupo pretende seguir en la sede y que el contrato de alquiler se ha firmado para 10 años.
Ha insistido en hacer un "balance positivo" de 2018, aunque es evidente que se va a perder la facturación de Editis.
El Ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) del grupo a finales de 2017 rondó los 425 millones de euros y la facturación conjunta fue de unos 3.000 millones, y este año acabará con "parámetros similares", aunque dependiendo de la fecha de cierre definitivo de la venta de Editis.
Creuheras ha hecho un balance positivo de los diez años de Editis en el grupo, de la que está "muy satisfecho" y que se compró por más de 900 millones al grupo Wendel.
"A corto plazo vamos a perder facturación" por valor de unos 750 millones de euros, ha dicho, pero ha destacado otras operaciones con las que espera compensarlo en unos años.
Entre los proyectos en marcha ha destacado uno editorial: el lanzamiento en Estados Unidos de Artika, la editorial de libros de artista de 3.000 a 5.000 ejemplares y con la que han editado volúmenes de Fernando Botero y Antonio López, por ejemplo.
Hay un acuerdo con la surcoreana CJ E&M -líderes de Asia eeSports- para la liga europea de esta especialidad competitiva de videojuegos de todo tipo. También ha citado la reinauguración de la Casa del Libro en Madrid.
Además se ha referido a los cambios de este año en el consejo de administración: ha dicho que "de momento están cerrados" y ha defendido la sustitución del consejero delegado -Carlos Fernández en vez de Fernando Lara-.
Lo ha justificado para "cohesionar el equipo; los proyectos están por encima de las personas", y ha añadido que eso no ha provocado ningún frente judicial.
Ha recordado que hace cuatro meses se incorporaron Fernando Lara y Laura Falcó Lara, de las ramas familiares del grupo. 
Por otro lado, el presidente del Grupo Planeta ha considerado acertada la decisión de hace un año de trasladar desde Barcelona a Madrid su sede social por el proceso independentista.
"Mantenemos firme la decisión porque creemos que las condiciones no han cambiado", ha dicho, para recordar que se trasladaron "por inseguridad jurídica y para proteger los intereses" de todos aquellos con quienes el grupo se relaciona.
"Sé que hoy hay movimientos que indican que sería una vuelta a la normalidad" que las sedes sociales de empresas que marcharon de Cataluña vuelvan, ha constatado. "En el momento en que cambiara la situación nos lo plantearíamos", admitió.