Evangeline Lilly, "acorralada" para que se desnudara en 'Perdidos'

Evangeline Lilly, en el papel de Kate en 'Perdidos'.Evangeline Lilly, en el papel de Kate en 'Perdidos'.

La actriz que interpretó a Kate en la serie coprotagonizada por Matthew Fox y Josh Holloway no acepta trabajos en los que tenga que quitarse la ropa porque no se siente "cómoda y segura".

Perdidos finalizó hace ya ocho años, y Evangeline Lilly, quien interpretó a Kate, denuncia ahora que su paso por la ficción que ABC emitió entre 2004 y 2010 no fue un camino de rosas. La actriz ha confesado que se sintió "acorralada" para rodar escenas semidesnuda, hasta que finalmente plantó cara al equipo.
"En la tercera temporada tuve una mala experiencia en el set, me sentí acorralada para hacer una escena semidesnuda, sentí que no tenía otra opción", aseguró. "Estaba atormentada y temblando cuando terminó. Estaba llorando y tuve que hacer una escena magnífica, muy fuerte, después".
La intérprete contó que también ocurrió lo mismo durante la cuarta temporada, momento en que se plantó. "Surgió otra escena en la que Kate se estaba desvistiendo y luché muy duro para tener esa escena bajo mi control. Y no pude controlarlo", señaló. "Entonces dije: 'Esto es todo, nada más. Podéis escribir lo que queráis, no lo haré. Nunca más volveré a quitarme la ropa en esta serie'. Y no lo hice".
Lilly no ha vuelto a filmar otra escena desnuda desde su paso por Perdidos, una elección que ella ha hecho deliberadamente al seleccionar proyectos. "Llevo en esto 15 años. Ahora conozco mejor lo que tengo que hacer para no pasar situaciones incómodas", aseguró la actriz.
"Debido a que he tenido experiencias incómodas, cuando leo guiones donde hay desnudos, paso", reveló la actriz, quien aclaró que "no considera que haya algo malo en los desnudos", sino que simplemente no se siente "cómoda y segura". "Lo siento por las mujeres que luchan por salir adelante en la industria y no saben cómo manejar eso", añadió.
Respecto a Perdidos, la actriz también confesó que se sintió decepcionada cuando su personaje pasó de ser "un icono de fortaleza e independencia para las mujeres" al centro del triángulo amoroso con Jack (Matthew Fox) y Sawyer (Josh Holloway). "Mi personaje pasó de tener su propio viaje a perseguir a los hombres por toda la isla. Eso me molestó", confesó.