Familias de estafadores y negligencias médicas, 'En el punto de mira'

Mireia Llinares, Boro Barber, Pablo de Miguel, Marta Losada, Juan Carlos González, María Miñana y Verónica Dulanto, el equipo de reporteros de 'En el punto de mira', de Cuatro.Mireia Llinares, Boro Barber, Pablo de Miguel, Marta Losada, Juan Carlos González, María Miñana y Verónica Dulanto, el equipo de reporteros de 'En el punto de mira', de Cuatro.

Los reporteros de Cuatro Verónica Dulanto, Marta Losada, Boro Barber y Pablo de Miguel investigan el lunes 9 de julio (22.45) a personas que viven por y para el engaño, como doctores que aceptan sobornos a cambio de colocar implantes en mal estado.

¿Cómo se puede llegar a vivir con el enemigo? ¿Cómo no confiar en el médico al que entregamos nuestra salud? La edición de En el punto de mira que Cuatro emite el lunes 9 de julio (22.45) ofrece dos reportajes protagonizados por personas que viven por y para el engaño: el primero mostrará la actividad de familias que han hecho de la estafa su principal sustento y el segundo desvelará el fraude de algunos médicos que han aceptado sobornos para colocar implantes en mal estado.
Los reporteros Verónica Dulanto, Marta Losada y Pablo de Miguel irán tras los pasos de una familia que presuntamente secuestró a Manuela, de 81 años, para apropiarse de su patrimonio. Los cuatro miembros de esta familia, que podrían haber estafado a otras dos ancianas, han sido detenidos y se enfrentan a los delitos de detención ilegal, estafa y apropiación indebida, lo que supondría una condena de entre seis y diez años de prisión.
En el segundo reportaje de la noche, los reporteros Pablo de Miguel y Boro Barber investigarán dos casos de negligencias que han pasado a formar parte de una larga lista de denuncias que ya alcanzan los 15.000 casos, según la Asociación del Defensor del Paciente.
El programa abordará, en primer lugar, el caso de unas prótesis defectuosas que han generado una alerta sanitaria nacional. Hay unas 6.000 personas afectadas por esta trama, en la que los doctores presuntamente realizaron una mala praxis y recibieron sobornos a cargo del fabricante.
Por último, mostrará casos en los que la mala práctica del especialista puede dejar secuelas en el paciente. Así ha ocurrido con una joven que ha sido operada hasta 60 veces de la misma intervención por su neurólogo. Como ella existen unos 86 casos más en manos del mismo doctor, inhabilitado en los hospitales públicos españoles y actualmente en ejercicio en Bélgica.